Por Guillermo Miranda

Tulum.- Certeza jurídica en la tenencia de la tierra y beneficios de ser integrados como socios del Tren Maya, además de millonaria inversión y generación de empleos, fue el anuncio del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que provocó la ovación de cientos de campesinos que se dieron cita en Tulum.

Luego de recibir más de 190 expedientes de casos de despojo, injusticias en predios e invasiones toleradas por autoridades municipales y estatales, el jefe del Ejecutivo Federal, señaló que además de invertir 40 mil millones de pesos en el Tren Maya y con ello generar miles de empleos y cientos de negocios alternos, habrá que poner orden y justicia para abatir la corrupción y la ambición que ha desatado este proyecto al subir la plusvalía de los presos por dónde pasará la vía y estaciones de este novedoso transporte turístico.

Para ello, señaló que ha girado instrucciones a la Procuraduría Agraria para que a la brevedad posible se traslade a Quintana Roo a poner orden e impartir justicia ante los actos de corrupción con los cuales pretenden despojar a cientos de campesinos, ejidos y pequeños propietarios tanto de terrenos nacionales como de predios ubicados a lo largo de la ruta del Tren Maya por la entidad.

Sonoro caso son las quejas que el presidente Andrés Manuel López Obrador recibió y atendió sobre despojos, apropiación ilegal de propiedades, protección a extranjeros y favoritismo a amigos y prestanombres y demás que ha hecho el edil de Bacalar, Alexander Zetina Aguiluz, en su enriquecimiento inexplicable y que está perjudicando a decenas de campesila, pequeños propietarios y hasta Ejidos, en su voraz ambición de usufructuar con estas tierras a la orilla de la Laguna de Bacalar y por donde pasará la Vía del Tren Maya, cuya hectárea se ha elevado entre 3 a 5 millones de pesos.

De manos de Samuel Huicab, el presidente Andrés Manuel López Obrador, recibió una carta (copia en redacción de Quintana Roo Express) en donde se narra la intervención del presidente municipal Alexander Zetina Aguiluz para favorecer a unos extranjeros franceses y apropiarse ilegalmente de más de 170.4 hectáreas ubicadas entre la Laguna de Bacalar y la carretera federal Chetumal-Cancún, incluso torciendo la ley y creando nuevas coordenadas y delimitaciones orquestadas por Catastro Municipal, para repartirse este rancho Monte Águila con valor de más de 500 millones de pesos.

Según fuentes dignas de crédito del personal de Presidencia, López Obrador recibió más de 193 quejas relacionadas con despojos en donde están involucrados presidentes municipales y autoridades del gobierno del estado, por lo que debido a ello se anunció la intervención directa de la Procuraduría Agraria para hacer justicia a quienes m durante argucias legaloides y corrupción están siendo despojados de sus propiedades, lo que sorprendió al mandatario estatal Carlos Joaquín González.

«El Tren Maya significa una inversión millonaria, más empleos para ganarse la vida, ordenar el desarrollo, evitar abusos, evitar despojos de tierra y para ello he instruido al Procurador Agrario para que venga a Quintana Roo lo más pronto posible y ponga orden en el asunto de las tierras, dijo López Obrador.

Deja un comentario