Isla Mujeres.- La primer escuela de natación en Isla Mujeres ya trabaja de manera formal, a tal grado que ayer llevó a cabo diversas pruebas en las que participaron niños y jóvenes de la zona continental.

Este proyecto, sin fines de lucro, inició el pasado septiembre con el objetivo de enseñar a nadar a niños de esta zona y así reducir el índice de accidentes por ahogamiento.

«Saber nadar es de vital importancia para evitar accidentes, estamos rodeados de agua y los niños deben estar preparados en caso de estar en el mar, un cenote o una alberca. Esta actividad también les da seguridad a demás de ser un excelente ejercicio», declaró Gloria Mendoza, directora del proyecto.

Los niños y jóvenes que hoy compitieron hace dos meses no sabían nadar y hoy ya están planeando su preparación para participar en competencias con otras escuelas de natación en Cancún y Playa del Carmen.

Deja un comentario