Por: Jesús Amador

Chetumal.- Más que viable resulta el naciente proyecto político que encabeza el diputado federal por Morena en Quintana Roo, Luis Alegre Salazar rumbo a las elecciones del 2022, pero necesitará mucha inteligencia para cerrarle el paso a personas no gratas, como algunas de las que acudieron a la reunión que sostuvo el domingo pasado en céntrico restaurante.

Es obvio que tanto Alegre Salazar como su secretario particular, Rodolfo Vallin Lugo, no conocen a plenitud la calidad moral de cada uno de los integrantes de los grupos políticos, pero quienes organizan las reuniones sí, ellos los conocen perfectamente y saben de qué ¨pie cojean”.

Trascendió que en la reunión del domingo pasado, convocada por el diputado local, Carlos Mario Villanueva Tenorio y el aún secretario general adjunto del CDE del PRI, Luis Alamilla Villanueva, llegaron varios empresarios a escuchar la propuesta de Alegre Salazar, la cual fue calificada de extraordinaria, a excepción de la asistencia de algunas personas que no gozan de buena reputación, quienes en lugar de sumar más adeptos seguramente restarán o desvirtuarán el principal objetivo de este proyecto.

Quizá esta noticia sea una de las peores que haya llegado al dueño de Radio Turquesa y padre del citado diputado, Don Gastón Alegre López, que seguramente tomará cartas en el asunto porque hasta la fecha cuida hasta el más mínimo detalle para que camine el proyecto político que construye rumbo al proceso electoral del 2022.

Por experiencia propia Don Gastón sabe que ese tipo de gente (trúhanes y vividores del sistema) no abonan en nada a la causa, que su participación obedece única y exclusivamente para saciar su ego y obtener prebendas, como él mismo observó en 1998 cuando contendió por la gubernatura de Quintana Roo por el PRD.

Resulta lógico que para gobernar Quintana Roo son necesarias las alianzas, como las que realiza el diputado federal de Morena, Luis Alegre Salazar, con grupos políticos de los once municipios -principalmente en Chetumal, Cozumel, Cancún, Solidaridad y Zona Maya-, pero en la medida de lo posible debe evitar sumar a personajes no gratas, a hombres que en varias ocasiones han desaprovechado la oportunidad de servir a los quintanarroenses.

Para ganar la “madre de todas las batallas” en el 2022 -como el maestro Joaquín Paredes (q.e.p.d) se refería a la gubernatura-, cualquier proyecto político, como es el caso de Alegre Salazar, necesita el respaldo de los liderazgos, pero también cerrarles el paso a los vivales, quienes tarde o temprano son reconocidos y desechados, como seguramente ocurrirá en esta ocasión.

¿Quién o quiénes son estas personas que ya fueron identificadas y que seguramente serán excluidas en próximas reuniones?
P.D. Mis respetos para Don Gastón, porque desde ahora el hombre muestra temple y harta experiencia que seguramente será “oro molido” para su hijo alcance el objetivo.

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario