Por: Jesús Amador

Chetumal.- En lugar de contribuir para que la administración de Carlos Joaquín alcance la gobernabilidad, el recién designado director del Instituto de Movilidad de Quintana Roo, Jorge Pérez Pérez, atiza el fuego y podría generar problemas mayúsculos si mantiene la soberbia e intransigencia hacia los integrantes del Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV) quienes trinan de coraje.

Y no es para menos la inconformidad que trasmiten los dirigentes de los aproximadamente 50 mil taxistas que recorren las arterias en los once municipios de la entidad, porque el incremento -de cuando menos tres pesos a las actuales tarifas- ya fue “palomeado” por Carlos Joaquín.

Los integrantes del FUTV adelantaron que no darán tregua sobre la justa petición de incrementar el costo del servicio de Taxis y más porque sienten que Pérez Pérez está actuando de manera unilateral, deliberada en perjuicio del gremio.

Cabe señalar que en días pasados los dirigentes de todos los taxistas de Quintana Roo, que integran el FUTV, se reunieron en la ciudad de Felipe Carrillo Puerto para definir acciones en conjunto, empero, tal la cerrazón de Pérez Pérez, han convocado otra asamblea extraordinaria que se realizará mañana en Cancún, donde se anticipa que tomarán decisiones muy importantes. Una de las cuales podría ser, celebrar marchas en los once municipios o en su defecto, realizar un plantón en las oficinas del Instituto de Movilidad.

Entonces, vaya papa caliente que tiene el novel e inexperto (cuando menos en temas de transporte) Jorge Pérez Pérez, porque una cosa es “rascarse la panza” impartiendo cursitos y otra guiar un instituto donde, se supone, se resolverán todos los problemas que conciernen a la movilidad quintanarroense.

Creo que Carlos Joaquín debería buscar más “oídos y cerebros” para evitar problemas mayúsculos con los taxistas, y máxime, cuando él ya se comprometió con estos para incrementar sus tarifas.

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario