Por: Jesús Amador

Chetumal.- En menudo problema legal se ha metido el novel alcalde interino de OPB, José Luis Murrieta Bautista y su cuerpo de regidores, al aprobar a la empresa “Más Allá de tus Expectativas” abrir zanjas en la comunidad de Calderitas para comercializar agua potable o purificada cuando citada empresa no cuenta con el permiso de la Conagua o de la CAPA para tal acción.

Lejos de seguir los cauces legales o anteponer el interés social por encima de cuestiones económicas o favores políticos, la actual administración municipal de OPB aprobó al empresario Sergio Zapata Vales abrir zanjas en la alcaldía de Calderitas con el objetivo de comercializar agua potable o purificada sin corroborar que tal empresa cuente con los permisos correspondientes para realizarlo.

En un documento emitido por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), con número de oficio 800.922-03218, se le recuerda a citada empresa que su permiso UNICAMENTE es para prestar el servicio en el fraccionamiento “La Conquista” y no en toda la comunidad de Calderitas.

En la misma misiva, cuya copia fue enviada también al archivo de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), explican que la explotación o aprovechamiento de aguas nacionales se asigna EXCLUSIVAMENTE al gobierno federal, estatal o municipal, no a particulares. Entonces, porqué el actual cabildo autorizó abrir las zanjas?

Vale la pena recordar que desde hace varios años, tanto en las administraciones de Eduardo Espinosa Abuxapqui y del nefasto Luis Torres Llanes, el empresario Sergio Zapata ha insistido en obtener el permiso para hacer zanjas (romper el pavimento), pero se presume que por varios motivo$$$ no se la habían autorizado.

Le habrán llegado al precio al joven regidor y presidente municipal en funciones, José Luis Murrieta o simplemente lo están llevando al baile?

Valdría la pena sacrificar al director de desarrollo urbano municipal, quien es el único funcionario municipal que se resiste en autorizar el ilegal permiso?

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario