Cancún.- Es inadmisible que en un Estado en donde hay declaratoria de Alerta por Violencia de Género, la violencia estructural de las instituciones encargadas de garantizar la protección y justicia particularmente hacia las mujeres, continúen siendo operadas por funcionarios que no tienen capacitación, ni sensibilización en temas de género y permitan la liberación de agresores dejando de lado los protocolos de investigación por feminicidio que ya existen en Quintana Roo.

Esto da cuenta de que los recursos invertidos en la capacitación de las y los servidores públicos han sido insuficientes y se ha caído en simulaciones, deja un mensaje de impunidad hacia los agresores y de una vulnerabilidad enorme para las mujeres quintanarroenses víctimas de violencia.

Particularmente en el caso de A. P. N. exigimos un informe detallado de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Mujer y Razones de Género y los motivos por las que no se actuó con el debido proceso y perspectiva de género ante un caso evidente de violencia feminicida, y que se le brinde atención especializada con enfoque de género y derechos humanos.

Externamos nuestro completo apoyo a Addisbel N. Ella no está sola, la sociedad civil está organizada y permaneceremos vigilantes de las autoridades sobre su proceso de justicia.

El pasado 25 de noviembre, más de 70 organizaciones, colectivos e instituciones exigimos en la explanada del ayuntamiento de Benito Juárez lo siguiente:

* Que la Alerta de Violencia de Género sea dignificada mediante un abordaje profesional y con acciones efectivas para que las violencias feminicidas se erradiquen en nuestro estado.

* Que todas las dependencias operen con una verdadera perspectiva de género. Que se capaciten de manera profesional y constante sobre temas de género e igualdad. No basta con incluir la palabra género, mujer o con vestirse de rosa, naranja o violeta para que un programa, o política pública sea incluyente.

* Tomadores de decisiones educados y genuinamente sensibles; personal y profesionalmente.

* Que se detengan las notas periodísticas que caigan en la revictimización y que los medios y autoridades dejen de enfocarse en la vida personal de las víctimas cuando claramente los feminicidios son crímenes de odio por el simple hecho de ser mujeres.

Estas exigencias fueron entregadas a representes del Instituto Quintanarroense de la Mujer (IQM), en presencia de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Mujer. Hoy resulta necesario volverlo a hacer, hasta que se cumplan, pues lo que se exige no son favores para la ciudadanía, son derechos básicos para la vida de las mujeres.

Por un Quintana Roo libre de violencia exigimos justicia
Ni una mujer quintanarroense menos
Justicia para Addisbel

Centro Integral de Atención a las Mujeres CIAM Cancún A. C.

Deja un comentario