Por: Jesús Amador

Cancún.- Se da por descontado que Miguel Ángel Pech Cen vive sus últimos días como Fiscal de Quintana Roo, toda vez que hoy el gobernador Carlos Joaquín, se desmarco de él al asegurar que su permanencia en el cargo depende de las decisiones que tomen los diputados que integran la XV legislatura.

Aún cuando no lo corrió, por primera ocasión Joaquín González no defendió al “abogado de los quintanarroenses” y públicamente se deslindo de él.

Cuestionado sobre si pediría la renuncia del fiscal Pech Cen porque la mayoría de los más de 310 muertes tan solo en Cancún en lo que va del año siguen sin resolverse, el mandatario fue claro y preciso: “Esa pregunta deben hacerla al Congreso del Estado”.

Y vaya que tiene razón Joaquin González, porque la XV legislatura, a través de su comisión de Justicia (la preside Carlos Mario Villanueva Tenorio) es quien debe solicitar la comparencia de citado funcionario y determinar si ha cumplido con la encomienda o debe renunciar.

Cabe señalar que la semana pasada fue el propio presidente de la Gran Comisión del Poder Legislativo, Eduardo Martínez Arcila, quien adelantó que analizan llamar al fiscal para que de una explicación de la barbarie que no puede controlar.

Sin ser pitonizo y tomando en cuenta la infinidad de incidentes delictivos ocurridos a lo largo y ancho de Quintana Roo es los últimos meses, podemos presumir que Miguel Ángel Pech Cen debe dimitir antes que los diputados lo hagan renunciar.

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario