Chetumal.- La posible relación entre las personas que cometen abuso a menores de edad e infantes con la delincuencia organizada, impide que docentes por miedo, aunado a la falta de capacitación para detectar este tipo de actos, realicen las denuncias ante las autoridades respectivas.

La directora del sistema DIF en el Estado, María Elba Carranza Aguirre reconoció esa situación, por lo que consideró una mayor capacitación a los docentes para que sepan qué hacer en caso de verse involucrados en este tipo de situaciones, tanto para detectarlas como para proceder conforme a derecho sin ver vulnerada su seguridad.

Aunque según los registros la mayor cantidad de maltrato intrafamiliar se registra en hogares donde el padre es inexperto o padrastros y la sumisión de las madres lo permite, es una acción que no debe suceder y existen marcos legales para sancionar a quienes cometen este tipo de actos.

Asimismo reconoció la importancia de la buena educación en los hogares y escuelas para inculcar valores y que la tolerancia, respeto y sana convivencia sea parte de la formación y con esto también combatir el maltrato hacia menores de edad e infantes; Cancún es la ciudad donde más casos de abusos se reportan diariamente y aunque el año pasado solamente hubo 15 casos denunciados por docentes se estima que sean más.

Pero el tema del temor a represalias en algo con lo que deben lidiar porque hay casos donde fueron amenazados por familiares de los infantes y que están ligados con la delincuencia e incluso en varios de ellos no pudieron acreditarse porque no hubo denuncias por parte de los familiares o la supuesta víctima lo que impidió tener elementos para fincar responsabilidades.

Deja un comentario