* Señala el Presidente de la Gran Comisión la necesidad de que el mandatario federal dé muestras de querer ayudar a la entidad
* El Tren Maya es un buen proyecto, pero no es suficiente; necesario bajar IVA e ISR, además de gasolina

Chetumal.- La transformación de un país no puede radicar en una sola persona, sino en un conjunto de acciones coordinadas y delineadas con miras a un trabajo conjunto que sume esfuerzos y no divida, sostuvo Eduardo Martínez Arcila, presidente del Congreso del Estado de Quintana Roo.

Al referirse al inicio de la nueva administración federal, el legislador expresó su preocupación por que para Quintana Roo no se avizora un futuro con el apoyo necesario o requerido por parte de la administración pública federal.

En los mensajes que pronunció el presidente de la República durante su toma de posesión, así como en el discurso que emitió en el Zócalo de la Ciudad de México, adelanta que la frontera norte de México será la zona de libre comercio más grande del continente, mientras que al sur del país lo deja en condiciones desiguales y sin posibilidades del crecimiento necesario.

“Eso lleva a los quintanarroenses a preguntarse ¿y la baja del IVA? ¿y del ISR? y ¿la baja del precio de la gasolina en la frontera sur? ¿Ya anunció que la gasolina costará en la franja norte lo mismo que en California o Texas, pero quien se acuerda de Quintana Roo, de su capital?”

El legislador dijo que este es el momento en el que todos los representantes del estado, diputados federales y senadores, se sumen en un solo esfuerzo por trabajar por la entidad.

“Aquí los colores no valen. Tampoco las agendas individuales, mucho menos el interés personal. Hay compromisos que están pendientes por cumplirse. Creo que es el momento de dar muestras de esa voluntad”, dijo.

El diputado Martínez Arcila expuso que el proyecto del Tren Maya, aunque es ambicioso y de largo plazo, no es suficiente para sacar del subdesarrollo a las zonas más alejadas o menos turísticas del estado a fin de hacerlo más justo y equilibrado. Se requieren muchas más acciones de largo plazo.

“El Tren Maya es un gran proyecto que, de concretarse a tiempo, daría resultados hasta dentro de seis u ocho años, mientras que emprender acciones decididas a favor de la economía de los quintanarroenses tendría resultados prácticamente el mismo año y con ello generar dinamismo económico, desarrollo internacional y generación de empleo”.

El presidente de la Gran Comisión comentó que, por parte de los legisladores locales, hay el compromiso de avanzar en el análisis de un paquete económico para 2019 que promueva el desarrollo del sur del estado.

“Nosotros seguiremos el camino trazado que es construir las condiciones económicas que están a nuestro alcance para promover el crecimiento, sin embargo, este se podría potenciar si a estos esfuerzos se suma los legisladores federales y si el gobierno del presidente López Obrador da muestras de querer ayudar a los quintanarroenses”, expuso.

Deja un comentario