Jesús González

Chetumal.- Una vez más el presidente municipal de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez deja en claro su doble discurso y moral, aunado al desconocimiento de lo que sucede dentro de ayuntamiento capitalino, que por circunstancias del destino ahora preside.

Tras encabezar un evento donde se busca lograr la equidad de género y combatir la violencia contra las mujeres, al cuestionar por los medios de comunicación al alcalde capitalino sobre las denuncias de presunta violencia política de género de funcionarios de su administración, se limitó a responder; “De dónde hablas de acá…..no tengo información al respecto, hubo rumores pero no hubo ningún procedimiento”.

Sin duda, Otoniel Segovia Martínez, no solamente da muestra de la falta de control que tiene hacia el interior del ayuntamiento, sino que además deja en evidencia a su equipo de colaboradores el cual no informa de las situaciones que prevalecen en la administración pública municipal y los malos actos que realizan funcionarios que defiende a toda costa.

Además, con estas acciones, deja en claro que la política que llevará el presidente municipal de Othón P. Blanco no será lograr la paridad y equidad de género y mucho menos evitar la violencia contra las mujeres, así como los acosos y hostigamientos laborales y de índole sexual hacia empleadas del ayuntamiento, porque tampoco supo dar claridad en cuanto tiempo cumplirá con la ley aprobada en días pasados por la XV Legislatura que precisamente busca eso en la administración pública del Estado y sus municipios; por cierto iniciativa ciudadana como las que les gustan a Morena.

Otoniel Segovia Martínez a lo largo de su estancia en la oficina de la presidencia municipal de Othón P. Blanco, no ha logrado componer el tiradero que dejó su yerno, el primer regidor, José Luis Murrieta Bautista durante el tiempo que estuvo encargado del despacho, sino que además ha generado una ola de corrupción, opacidad y dispendio de recursos públicos así como proteger a gente que lacera constantemente los derechos de las mujeres.

Cabe señalar que regidoras y la síndico municipal han denunciado públicamente presunta violencia política de género, han señalado a directores de Comunicación Social, Jurídico y de Recursos Humanos e incluso en uno de los casos ya existe una denuncia ante la fiscalía general del estado; sin embargo, el presidente municipal dice desconocer los casos y todos son rumores.

No hay duda, que el presidente municipal de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez y el séquito de concejales de Morena que lo apoyan de forma incondicional no solamente seguirán hundiendo al ayuntamiento capitalino, sino que mantendrán la actitud machista y misógina aun y cuando en este grupo se lleven entre las patas a regidoras y funcionarias públicas.

Deja un comentario