Por: Jesús Amador

Chetumal.- No cabe duda que el poder ha causado estragos al coeficiente del coordinador de los diputados priistas en Quintana Roo, José Luis González, porque a pesar de que la militancia insiste en ir solos en las elecciones del 2019, este pretende y se aferra en impulsar una alianza con el partido de ultraderecha y conservador (PAN).

Es obvio que el citado legislador es de los pocos dirigentes que aún se mantienen en el tricolor quintanarroense, porque muchos otros, incluido el líder estatal, Manuel Díaz Carvajal, impulsan y apoyan la propuesta de ir solos a las elecciones del próximo año.

Con el simple echo de expresar su intención de impulsar una alianza entre el PRI y PAN para el 2019, González Mendoza genero un cúmulo de críticas tanto de sus huestes como de los dirigentes del blanquiazul, a tal grado, que varios priistas aseguraron que el “Pelón” González ya trabajaba -de manera formal- para el gobernador Carlos Joaquín.

Y es que tal argumento -la que el diputado Gonzalez Mendoza ya es empleado de CJ- puede sonar lógico y más si tomamos en cuenta que el flamante coordinador de los legisladores priistas en la XIV legislatura no sólo no se ha opuesto a las iniciativas enviadas por el mandatario estatal, si no al contrario, las ha respaldado, como se observó cuando avaló eliminar el requisito de los 5 laños de residencia para designar al fiscal de Quintana Roo.

Creo que González Mendoza debería rectificar su actitud si es que desea seguir militando en el PRI, de lo contrario la militancia lo retirará como lo ha hecho con otros “dinosaurios”.

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario