Por: Jesús González

Chetumal.- Surge la polémica en torno al fiscal general de Quintana Roo, Oscar Montes de Oca Rosales, luego que la procuradora de Justicia de la Ciudad de México (CDMX), Ernestina Godoy diera a conocer, que los pasados funcionarios de esa instancia alteraron cifras para reducir los índices de delincuencia en la capital del país, sobre todo los de alto impacto.

Oscar Montes de Ocas Rosales, fungió como subprocurador de averiguaciones previas en la capital del país, encargo que cumplió al finalizar la administración del perredista, Miguel Ángel Mancera como jefe de gobierno y dejó el cargo en medio de una serie de denuncias en su contra por presunto abuso de autoridad.

En días pasados la procuradora de Justicia de la CDMX, Ernestina Godoy dio a conocer que tras llevar a cabo una revisión a diversos expedientes de casos denunciados y compáralos con las estadísticas y cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, los números no coincidían, esto generó una investigación más a fondo dando como resultado la detección de una serie de anomalías al interior de ese organismo en la pasada gestión.

Datos revelan que para reducir las cifras de delincuencia a nivel nacional, funcionarios de la procuraduría de Justicia de la CDMX alteraban los registros de las denuncias para minimizar el delito y de esa forma que los de alto impacto o de hechos violentos no figuraran con altos porcentajes y de esa manera engañar a la población con un supuestos porcentajes a la baja cuando estos eran ficticios.

Aunque llevan a cabo las investigaciones respectivas por las actuales autoridades, para detectar a todos los responsables, no está descartada la posible participación del actual fiscal de Quintana Roo, porque él fue subprocurador de averiguaciones previas en la CDMX y el procurador Rodolfo Ríos Garza.

Ernestina Godoy explicó en conferencia de prensa que de las 13 mil carpetas de investigación registradas, revisaron 5 mil expedientes de los cuales 3 mil 200 estaban mal clasificados con el fin de reducir delitos como homicidios a solamente denuncia de hechos, de esa forma no elevarían los porcentajes de inseguridad y delitos en la capital del país.

Durante el gobierno de Miguel Ángel Mancera en la CDMX, el ahora fiscal de Quintan Roo, Oscar Montes de Oca Rosales tenía a su cargo el área toral respecto a las investigaciones y clasificación de los delitos al ser de averiguaciones previas y junto con el procurador estaría bajo investigación por esta alteración en los expedientes y las cifras de delitos en la capital del país.

Cabe recordar que no es la primera ocasión que Oscar Montes de Oca es relacionado con presuntos mal desempeño de su labor, en el 2016 fue denunciado por Alberto Sentíes Palacio, conocido como “Lord Ferrari” por presuntas violaciones a sus derechos humanos así como el debido proceso.

Oscar Montes de Oca Rosales fue nombrado fiscal del estado el pasado 12 de diciembre y es el primero en ocupar el cargo sin tener al menos 5 años de residencia en la entidad luego que fuera eliminado ese requisito de la Constitución de Quintana Roo.

1 Comentario

Deja un comentario