Chetumal.- Las ansias de poder de Gabriela Ángulo Sauri, ex diputada por el PAN en la XV Legislatura local, nuevamente quedaron en evidencia al pasar de ser «joaquinista» a «morenista» y ponerse a las órdenes de Bertha Luján, aspirante a la dirigencia nacional del Partido guinda.

Durante una reunión virtual con la aspirante a la dirigencia, la ex diputada local se puso de tapete y con esto no solamente traicionó de manera abierta al grupo político que la cobijaba y al gobernador del Estado, sino que ahora con este acercamiento, pretende buscar la candidatura a la presidencia municipal de Cozumel, espacio que anhela desde que estaba en la XV Legislatura local.

Aunque Gabriela Ángulo fue postulada y apoyada en su momento por el PAN y el PRD para la diputación local en el 2016, nunca se registró a estos institutos políticos y ahora pretende colarse a las filas de Morena.

Contrario a lo que en muchas ocasiones declaró como presidenta de la Comisión de Turismo en contra del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ahora le besó la mano y dijo que siempre ha apoyado al jefe del Ejecutivo Federal.

Deja un comentario