Por: Jesús Amador

Chetumal. – Quintana Roo al igual que el resto de las entidades federativas del país deberá tomar las medidas necesarias para superar los imprevistos financieros que surjan ante el actual panorama político-económico nacional, ya que se da por descontado que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador entregará sobre el límite (15 de diciembre) el proyecto de presupuesto de egresos para el 2019.

Tal situación se deriva porque hasta la fecha el equipo técnico-financiero de AMLO no ha entregado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) los lineamientos para elaborar el presupuesto de egresos del 2019, los cuales desde agosto pasado debieron estar listos para que en septiembre concluyeran los criterios generales de la política financiera y ahora en noviembre enviar el proyecto a la Cámara de Diputados.

Se da por descontado que la demora obedece a que los especialistas financieros del nuevo gobierno federal no encuentran la fórmula para que AMLO disponga de la suficiencia presupuestal que le permita cumplir con la mayoría de sus compromisos realizados durante su campaña proselitista.

De acuerdo con el artículo 74 de la constitución, en su primer año de gestión el gobierno federal tiene hasta el 15 de diciembre para hacer llegar su propuesta del gasto público, acción que podría generar exabruptos en las entidades federativas porque estas elaboran su paquete fiscal partiendo de su partida presupuestal que les envía la federación.

Es obvio que los responsables administrativos o financieros de las entidades federativas, organismos autónomos, desconcentrados y dependencias federales se encuentran inmersos en el dilema de trabajar sobre el actual presupuesto, o en su defecto, hacerlo sobre números meramente especulativos.

¿En verdad esta demora sobre el presupuesto valdrá la pena para los mexicanos?

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario