Por: Jesús Amador

Chetumal.- Hasta el momento, y de acuerdo al actual panorama político quintanarroense, únicamente Sofía Alcocer (José María Morelos) y Víctor Mass Tah (Tulum) tendrían segura la oportunidad de reelegirse en las elecciones del 2021.

De entrada y por ley, Laura Fernández Piña (Puerto Morelos), Juan Carrillo Soberanis (Isla Mujeres) y Alexander Zetina Aguiluz (Bacalar) están impedidos de participar en los próximos comicios, caso contrario a sus homólogos de Benito Juárez (Mara Lezama), Solidaridad (Laura Beristain), Cozumel (Pedro Joaquin), Lázaro Cárdenas (Nivardo Mena), Felipe Carrillo Puerto (José Esquivel Vargas), Othón P. Blanco (Othoniel Segovia Martínez), quienes pueden hacerlo pero primeramente deberán  enfrentar y superar situaciones extraordinarias para lograr aparecer en las boletas electorales.

Mara Lezama: A pesar del problema de la inseguridad que enfrenta Cancún -similar al que tiene México y Quintana Roo-, en sus primeros quince meses de gobierno ha hecho un buen papel, sus gobernados reconocen los avances en varios rubros, pero su reelección no estaría supeditada a esos logros obtenidos, sino más bien, a cuestiones políticas. Ella (Mara) goza de la amistad del presidente Andrés Manuel López Obrador y por ende, cuenta con su respaldo para que siga en ascenso su carrera politica. De tal forma -de entrada- deben analizar minuciosamente, qué es más viable: Seguir como máxima autoridad en el majestuoso polo turístico o buscar llegar la Cámara de Diputados (diputado federal), desde donde, por cierto, han salido varios ex gobernadores (Joaquín Hendricks, Félix González, Roberto Borge y Carlos Joaquín).

Laura Beristain Navarrete, contrario a su colega cancunense, el panorama político de la alcaldesa de Solidaridad luce muy complicado para obtener la candidatura de Morena para eelegirse el próximo año. De octubre del año pasado a la fecha doña Laura perdió la brújula. Ha sido tanto su descuido que hasta el propio grupo de morenistas que la apoyaron a llegar al poder ahora los tiene de enemigos. Su única oportunidad para lograr su postulación seria que AMLO, vía Yeidckol, sacrifiquen otros cuadros políticos que hoy en día se encuentran mejor posicionados entre los playenses.

Pedro Joaquin Delbouis, apenas ganó la presidencia municipal de Cozumel y los «grillos», los amantes de la «polaca» quintanarroense, daban como un hecho que sería el candidato del PRI y de sus aliados a la gubernatura para el 2022, acción que hoy en día vemos muy, pero muy difícil, que suceda. Su labor como primera autoridad en la Isla de las Golondrinas no ha sido mala, pero tampoco brillante como para pensar que su figura política sea reconocida a lo largo y ancho de Quintana Roo.  Buscar la reelección sería la mejor opción que tenga hoy en día el hijo del ex gobernador y sobrino del actual mandatario estatal, porque pensar en la candidatura a la diputación federal, por el PRI, sería un acto suicida.

Nivardo Mena, el empresario naviero holboxeño deberá trabajar duro y tupido si en verdad pretende reelegirse, porque ahora ya no contará con el respaldo de Morena y de AMLO como en las elecciones del 2018. Desde el año pasado cambió su plumaje, desechó los rojos (guinda -Morena- y vivo -PT-) y se volvió canario (PRD), desde la cual tendrá que coser su candidatura, la cual, desde ahora parece tener asegurada por cuestiones económicas.

José Esquivel Vargas, estamos casi seguros que por orgullo propio el famoso Chac-Mex pedirá al PRD y aliados volver a ser postulado para repetir como alcalde de Felipe Carrillo Puerto, aunque de antemano él está consciente que no tendría ninguna oportunidad de ganar la elección en el 2021. Su desastrosa administración ha provocado la ira de miles de carrilloportenses, quienes con toda seguridad no votarían por este vilapandiado político. Su única oportunidad para obtener la candidatura sería comprarla de manera directa a los dirigentes de los partidos políticos o en su defecto simular una elección interna a modo, obviamente, compitiendo contra el horchatero «Huex» o la salbutero «Chencha».

Othoniel Segovia Martínez, difícilmente éste nefasto político que se ganó la rifa sin comprar boleto obtenga la candidatura de Morena para reelegirse en el 2021. Le bastó un año para mostrarle a los pompeyenses que no tiene la capacidad para gobernar y que su principal virtud es gastar, en manos llenas, los pocos recursos económicos que dispone la comuna capitalina. Sin duda alguna es el peor presidente municipal que ha tenido  OPB y si no recompone el camino difícilmente logre terminar su gestión.

Sofía Alcocer Alcocer, hasta el día de hoy es la única presidenta municipal en Quintana Roo que además de tener «amarrada» su candidatura para reelegirse, cuenta con muchas posibilidades de lograr el triunfo en las elecciones del 2021. A pesar que en el «granero de Quintana Roo», es decir, José María Morelos, ha surgido una buena camada de jóvenes políticos, la alcaldesa muestra solvencia moral y política que le ha permitido responder y cumplir las demandas a sus gobernados.

Víctor Mass Tah, al igual que su par de José María Morelos, este alcalde de Tulum tendría segura la candidatura para su reelección, pero tendrá que seguir trabajando fuerte en el presente año porque para la justa constitucional seguramente se enfrentará a la diputada morenista, Euterpe Alicia Gutiérrez Valasis, quien desde su curul prepara el escenario.

Entonces, será que Mara opte por la diputación federal: Laura Beristain ceda la candidatura al morenista más posicionado: Pedro Joaquín «reinvente» su proyecto; Nivardo se vista por completo de «amarillo»; que  Chac-Mex abandone la grilla para disfrutar de la «dulce vita» y que Othoniel entienda que puede ser hasta astronauta, pero nunca Presidente Municipal de OPB?

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario