Por: Jesús Amador

Chetumal.- Hoy Eduardo Martínez Arcila dejó constancia el porqué fue elegido para presidir la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo) en este tercer año de la XVI Legislatura, «convenció» a los representantes de las fracciones parlamentarias, llámese Morena, PVE, PT, PRI, PRD, PAN, MAS y Movimiento Ciudadano (MC) para que le «echen flores» al 5 informe del gobernador, Carlos Joaquín González.

Las dudas que existían con relación al porqué el diputado Martínez Arcila presidió la Gran Comisión en la XV legislatura y ahora la Jugocopo en la XVI quedaron disipadas. Quizá usando «labia» y otros argumentos, el panista convenció a sus homólogos (as) que hoy tomaron la máxima para fijar su postura partidista, quienes todos expresaron que Carlos Joaquín ha hecho un gobierno acorde a las exigencias de los quintanarroenses.

Entendemos la postura de abonar al «joaquinismo» de la hoy panista, Reyna Durán y de la ahora perredista, Ana Pamplona, así como del priista Carlos Hernández Blanco y del masista, José Luis Guillén, porque comulga con los ideales del citado proyecto. Pero no así de José Luis «Chanito» Toledo Medina, de quién se supone sigue la línea dictada por la dirigencia nacional de MC, la cual es ajena al proyecto de CJ.

Ni qué hablar del morenista, Julio Montenegro, quien mostró estar más tierno que un limón en primavera. Su mensaje político resultó ser la antítesis de los ideales de la Cuarta Transformación (4T). Desaprovechó sus «cinco minutos» para trascender o cuando alzar la mano para ser tomando en cuenta para su reelección.

El petista Hernan Villatoro no se salió de su scrip. Hizo gala de ese mensaje contradictorio y obsoleto lleno de demagogia que siempre utiliza para conservar sus prebendas por parte del gobierno en turno, pero ahora se le barrió porque criticó el quehacer del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), a pesar que, supuestamente, son aliados.

En suma, hoy Martínez Arcila dejó en claro ser el principal operador político de CJ en el Poder legislativo. A estas horas puede sonreír y decirle al inquilino de la 22 de enero: misión cumplida.

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario