Chetumal.- Ante el cese de Jacobo Cauich Ku, como director de Obra Pública del municipio de Othón P. Blanco, la regidora Mary Hadad, afirmó que se espera que las investigaciones y actuaciones del Órgano Interno de Control sobre presuntos actos de corrupción vayan más allá de la separación del cargo de los servidores públicos señalados.

Expresó que otros funcionarios del ayuntamiento de Othón P. Blanco podrían ser separados de sus cargos en tanto se desarrollan las investigaciones. «Era una determinación que esperabamos y exigiamos que ocurriera y a menos de dos meses de que concluya la presente administración se le hace la notificación a este servidor público y a otros”, apuntó.

Resaltó que no será el único servidor público separado de su cargo, pues otros han sido denunciados por irregularidades en el manejo de los recursos públicos y por actos de corrupción, “no esperamos que ahí concluyan las actuaciones por parte del órgano interno de control”, insistió.

Explicó que el hecho de que la actual administración municipal concluya en menos de dos meses no quiere decir que se dará carpetazo a las investigaciones, “muchos otros funcionarios no podrán estar tranquilos durante los próximos siete años, sabiendo que podrían ser llamados a cuentas para enfrentar a la justicia”.

Detalló que ante la presentación de varias quejas por irregularidades en la aplicación de los recursos prácticamente desde los primeros meses de la actual administración las auditorías se han agudizado. “Justo ayer hacíamos un análisis de todas las quejas y denuncias que hemos presentado, y en todas, los recursos son de origen federal, específicamente del Fondo de Infraestructura Social Municipal, porque el gobierno municipal no ha ejecutado obras con recursos propios”, agregó.

Recordó que una de las obras señaladas por irregularidades graves es la el Mercado Lázaro Cárdenas, que se reportó a la federación como concluida y pagada cuando la obra estaba a medias, y en donde se habla de falsificación de documentos, así como la «preestimación» en diversas obras pagadas y que no fueron concluidas en tiempo y calidad según lo contratado.

Vale recordar que en días pasados, la misma regidora pidió investigar a fondo la compra e instalación de luminarias para alumbrado público de colonias y comunidades del municipio de Othón P. Blanco, que se adquirieron a precios muy elevados y se fundieron al poco tiempo sin que se hayan hecho válidas las fianzas y pólizas de garantía.

Lamentó que teniendo conocimiento de las denuncias de ejercicios presupuestales anteriores, con todas las pruebas y evidencias, el presidente municipal Othoniel Segovia Martínez, no los haya separado de sus cargos en su momento, permitiendo que sigan ejecutando los recursos públicos, lo que motiva a pensar que se trata de un encubrimiento.

Deja un comentario