Chetumal.- Metido en su activismo político y sin ninguna validez legal y dando muestra de ignorancia en cuanto a las reglas emitidas por diputados y diputadas de su propio partido, el dirigente estatal de Morena en Quintana Roo, Humberto Aldana, promocionó la colocación de «casillas ciudadanas» para que la población participará en la consulta popular.

Sin el aval del INE y de ninguna autoridad en la materia que le otorgue legalidad, colocaron dichas mesas bajo el argumento que ante la falta de casillas especiales para votar, la población armó estos espacios y que buscarán sean reconocidos los votos por el Instituto Nacional Electoral.

Sin medidas sanitarias, documentación oficial y todo lo que en su momento aprobó e instruyó la Cámara de Diputados, controlada por Morena y sus aliados, fueron colocadas las casillas «patito» para captar gente que ignora las reglas para que sean válidos los votos, Humberto Aldana utilizó la consulta para promover su imagen en la entidad.

Todo esto porque busca darse a conocer en la entidad en miras de lograr una candidatura a diputación local en el 2022 y debido al mal trabajo partidista hecho, ahora ha tomado como bandera política la consulta popular y evadir el fracaso en su liderazgo al no lograr con consensos entre los grupos que controlan al partido en Quintana Roo.

Deja un comentario