Por: Jesús Amador

Chetumal.- Aún cuando los momios están a su favor para la elección de junio próximo, Morena-Quintana Roo tendrá que lidiar consigo mismo para conservar el respaldo de sus militantes y simpatizantes, quienes «mascaron, pero no tragaron» la alianza con el Partido Verde (PVE) y tampoco avalaron la repartición de las distritos electorales, principalmente los otorgados al PT.

Las redes sociales, las mismas que jugaron un papel trascendental para el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en el 2018, ahora sirvieron para que los morenos-fundadores expongan su inconformidad por agregar al PVE a la alianza.

Pero por sí eso no fuera poco, también los militantes y simpatizantes pegaron el «grito al cielo» cuando la noche de ayer, mediante un documento entregado al Ieqroo por el inusual enviado del CEN de Morena (Jorge Garza Talavera), avalaron entregar los distritos 2, 13 y 15 al Partido del Trabajo, así como el 4 y 8 al Partido Verde.

Y vaya que tal inconformidad de los «verdaderos» Morenos tiene razón de ser, principalmente contra el Partido del Trabajo, debido a que el citado partido no tiene cuadros políticos en los distritos 13 y 15.

En el distrito 13, cuya cabecera se centra en Bacalar, desde el 2016 el PT perdió su capital político porque Hernán Villatoro Barrios abandonó la candidatura de Mauricio Morales Beiza, quien al final termino siendo regidor.

Y ni que decir en el distrito 15, donde la presencia del PT es pírrica, quizá sólo cuenten con algunos simpatizantes como el empresario, Sergio Zapata Vales, de quien se presume «conqui$$$$$$to» el intacto olfato político de Hernán Villatoro para obtener la candidatura.

Ojalá que la ceguera y sordera expresada por la dirigencia nacional de Morena hacia sus seguidores en Quintana Roo no sean motivo de serios cuestionamientos el lunes 3 de junio, es decir, un día después de las elecciones.

Aun están a tiempo de replantear el proyecto político, o será que no tienen interés en gobernar Quintana Roo?

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario