Por: Jesús Amador

Chetumal.- Observando la mayoría de los nombres que aparecen en la lista de aspirantes a ocupar una curul en la XVI legislatura, podremos presumir con certeza que va en serio la renovación de la clase política quintanarroenses.

A excepción de algunos nombres de políticos de la última década, como: Greg Sánchez, Susana Hurtado, Carlos Hernández Blanco, Roberto Erales, Pedro Pérez Díaz, Edgar Gasca, Juan Ignacio Garcia Zalvidea y José Luis Toledo Medina, entre otros…los restantes candidatos que postularon los 9 partidos políticos son hombres y mujeres que comenzarán a escribir su historia en la vida política estatal.

En los últimos años han surgido nuevos nombres, caras jóvenes en la política local y seguramente varios de estos buscarán formar parte de la Cámara de diputados para escalar más peldaños, tratarán de aprovechar el espacio para hacer política de la buena, aunque no se descarta que un buen porcentaje de estos haga política de la mala, la que tanto daño social, cultural y económico ha causado a Quintana Roo.

Sin duda varios de estos aspirantes cuentan con la solvencia moral para hacer carrera politica. De entrada su honestidad y honorabilidad los respaldan, pero cuando menos tendrán que mantenerlo, o en su defecto, incrementarlo, porque en la medida de eso seguirán gozando del respaldo social.

La mayoría de estos candidatos son menores de 40 años y seguramente usarán esa juventud como bandera de una renovación que la sociedad anhela, con tanto desencanto con la clase política tradicional.

Harán nueva política? cambiarán las reglas en la política regional? Se atreverán? Sabrán ser influyentes o se dejarán influir?

Los electores quieren cambios, quieren dejar atrás los malos gobiernos, la corrupción y la inseguridad. Solo el futuro podrá juzgar cuan reales serán sus promesas de cambio.

Por ahora, tienen el tiempo a su favor.

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario