Por: Guillermo Miranda

Chetumal.- Luego del anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador de que ya no habrán gasolinazos, la mayoría de las estaciones de combustible en esta ciudad pararon el alza sostenida que venían teniendo de 2 centavos diarios y con ello se frenaron los “gasolinazos” en el precio por litro de la magna sin, de la Premium y del diésel, al menos hasta este 5 de diciembre.

Luego de que hace cuatro días durante el discurso presidencial de toma de posesión se aseguró que no habrá más gasolinazos, parece ser que los empresarios gasolineros lo entendieron y pusieron freno al alza del combustible que se auguraba estaría por encima de los 20 pesos, al menos por litro de la más utilizada, que es la magna sin, esto debido a la eliminación total del subsidio por parte de Hacienda Federal.

Actualmente la gasolina en algunos establecimientos donde particularmente hay inversionistas locales, el precio por litro de la magna es de $18.92 pesos, mientras que la Premium se vende a razón de $20.49 mientras que el diésel a $19.88 pesos por litro, es decir, más barato que en otras partes de la entidad.

Hasta el momento solo la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) emite cada semana una lista de precios donde recomienda al consumidor acudir a las gasolineras de empresarios locales, cuyos precios están hasta 50 centavos más barato que las gasolineras de cadenas empresariales nacionales, como LA GAS, una de las más caras en la ciudad y que ya tiene al menos seis estaciones y amenaza con expandirse al comprar más gasolineras.

Como se recordará antes de su liberación, el pasado 30 de noviembre de 2017, los precios eran los siguientes: gasolina magna $15.79 pesos por litro, Premiun $16.50 y diésel $15.85 y actualmente en promedio cada uno de estos tres tipos de combustible han sufrido incrementos que oscilan entre $3.13 pesos a $4.18 pesos, es decir ha subido más de 4.35 pesos por litro en promedio, si se considera a los establecimientos que venden el combustible más caro que los empresarios locales.

El principal problema, según los empresarios gasolineros, como Jorge Marzuca Ferreiro, es la inestabilidad del peso mexicano frente al dólar y al nerviosismo en el mercado financiero internacional, ya que para traer la gasolina a Quintana Roo hay que pagar el transporte de las pipas y comprar el combustible lo cual se hace en dólares y no en pesos mexicanos.

Deja un comentario