Jesús González

Chetumal.- Les salió más caro el remedio que la enfermedad a los productores del campo que comercializan sus productos en el parque de las «Casitas» así como a los del tianguis del parque «Los Caimanes» porque al final tendrán que pagar por ofrecer sus artículos en estos sitios los fines de semana.

La manifestación realizada esta mañana en palacio municipal por ambos grupos y la reunión con el alcalde capitalino, Otoniel Segovia Martínez y demás autoridades del ayuntamiento, no resultó como esperaban las y los comerciantes de estos parques y sin querer se llevaron a los que laboran en otros de Chetumal.

Trascendió que durante esta reunión donde también estuvieron presentes el director de fiscalización, Emanuel Magaña y la regidora María Hadad entre otras autoridades, quedó acordado que en un mes a más tardar quedaría listo un censo para conocer quiénes pudieran acceder a cobros especiales por ofrecer sus productos en estos sitios, mientras que el resto tendría que pagar acorde a lo que señala el reglamento por realizar una práctica comercial.

Será un censo detallado en el parque las «Casitas» para conocer cuántas personas de las más de 60 que acuden a este sitio los fines de semana, realmente son productoras del campo y que pudieran acceder a apoyos mediante tarifas especiales, pero el resto tendría que cumplir lo que marca el reglamento en la materia, según el espacio que ocupen y actividad.

Mientras que los comerciantes del parque los «Caimanes», deberán comprobar que pertenecen a una asociación civil que les otorga entre otras prerrogativas no realizar pagos al ayuntamiento ya que llevan a cabo otro tipo de aportaciones como parte del compromiso adquirido por el rescate de espacios públicos, pero el resto tendrá que pagar según la tarifa que marca el reglamento.

Pero no solamente tendrán que pagar las y los comerciantes de estos parque, sino que el presidente municipal, Otoniel Segovia Martínez ya tiene en la mira junto con sus «sicario$$ de cobranzas» de fiscalización, tesorería y secretaria particular, iniciar mediante el cobro de impuestos una supuesta regularización de vendedores semi fijos y ambulantes que laboran en diversos parques de Chetumal y de representaría importantes ingresos a las arcas municipales sin que haya un control detallado en su recaudación y gasto.

Deja un comentario