Por: Jesús Amador

Chetumal.- Ante la nefasta labor que hasta el día de hoy realizan autoridades del municipio de Othón P. Blanco, sería pertinente que el gobernador Carlos Joaquín, diputados de la XV Legislatura, los propios regidores de la citada comuna o incluso los ciudadanos chetumaleños, promuevan la realización del primer plebiscito en Quintana Roo.

Guiado por el inexperto mozalbete, José Luis Murrieta Bautista, quién ocupa de manera interina la presidencia municipal ante la licencia de Hernán Pastrana, la alcaldía capitalina navega a la deriva a pesar que sus habitantes claman por los principales servicios básicos, de manera particular en temas de recolección de basura y seguridad pública, principales problemas que enfrentan la mayoría de las colonias populares.

De poco o nada ha servido a Murrieta Bautista ser licenciado en manejo de recursos naturales egresado de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo) y especializado en planeación urbana, porque no ha podido cumplirle las principales apremiantes de los pompeyenses.

La incapacidad o desidia del cuerpo de gobierno que encabeza el morenista, Murrieta Bautista, debería obligar a las máximas autoridades de Quintana Roo poner orden y convocar a un plebiscito, incluido en la Ley de Participación Ciudadana aprobada el año pasado por el Congreso del Estado.

CAPÍTULO TERCERO DEL PLEBISCITO

Artículo 15. El Plebiscito es un mecanismo que tiene por objeto reconocer la expresión de la ciudadanía a través de la aprobación o rechazo a:

II. Los actos, decisiones, obras y políticas públicas que emanen de la Presidencia Municipal, o de los titulares de las dependencias u órganos del municipio, que sean trascendentes para la vida pública del Municipio.

Artículo 16. El plebiscito puede ser solicitado por:

I. El Titular del Poder Ejecutivo;
II. La mayoría de los diputados integrantes de la Legislatura;
III. Tres o más ayuntamientos, en caso de ser un plebiscito de carácter estatal;
IV. La mayoría de los integrantes del Ayuntamiento que se trate, en caso de ser un plebiscito de carácter municipal, y
V. Los ciudadanos que constituyan el tres por ciento de la lista nominal del Estado de Quintana Roo o de la lista nominal del municipio que se trate, al momento de la solicitud, según sea el caso.

Entonces, antes el vacío de poder y la falta de políticas públicas en el gobierno de Othón P. Blanco, sería pertinente que alguien se apiade de los chetumaleños y solicite el plebiscito, mediante el cual, seguramente “el pueblo” -como dice el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO)- exigirá a sus autoridades cumplir con sus obligaciones.

¿Se animarán CJ, diputados, regidores de OPB o chetumaleños promover un plebiscito?

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario