Por: Jesús Amador

Chetumal. – A dos meses de iniciar el proceso electoral y a ocho de celebrarse los comicios para elegir a los integrantes de la décimo-sexta legislatura del Congreso de Quintana Roo, los quince diputados de mayoría relativa de la actual legislatura se mueven tal cual pez en el agua en busca de su reelección.

Las ocho diputadas y siete diputados que aspiran a reelegirse no tienen mucho margen para la negociación, porque aun cuando en teoría en las elecciones de junio próximo participarán los dos partidos políticos estatales, así como el PAN, PRD, PRI, PT, PVEM y Morena (PES y PANAL podría hacerlo si logran conservar su registro local), en la práctica únicamente serán dos equipos: el del gobernador Carlos Joaquín donde se da por descontado que jugarán los dos partidos locales, PRI, PAN y PRD, y el otro integrado por Morena-PVEM.

Ante tal escenario político y conociendo el trabajo que la mayoría de estos legisladores (sólo once porque cuatro entraron de suplentes) han desempeñado en estos dos años, opinaremos al respecto:

Alberto Vado Morales, este diputado que ganó la diputación del I distrito electoral en el 2016 ha tenido un desempeño mediano, su principal encomienda fue fortalecer el Poder Judicial de Quintana Roo. Es un legislador que a pesar de haber faltado en varias ocasiones por cuestiones de salud su trabajo habla por él. Sería un buen candidato, pero aun cuando es priista, no se descarta que compita bajo las siglas del PVEM, es decir, Morena.

Elda Candelaria Ayuso Achach, la hija de la ex alcaldesa Magaly Achach ha transitado de buena manera su paso por el Poder Legislativo de Quintana Roo, donde su conocimiento sobre la problemática del sector educativo quintanarroense le ayudó a hacer bien la encomienda. Sería la candidata ideal para competir de nueva cuenta en el II distrito por el PRI, pero obviamente, cobijada por CJ.

Santy Montemayor Castillo, es una legisladora que sin grandes desafíos ha cumplido con el quehacer legislativo, pero que no le alcanzaría para buscar la reelección. Sin embargo, conociendo su probada capacidad de hacer proselitismo no sería descabellado que Morena, a través del PVEM, la registre como candidata en el III distrito.

Tyara Schleske de Ariño, esta legisladora tampoco ha tenido un papel trascendental como representante popular, quizá su mayor virtud fue luchar para que Quintana Roo conserve sus áreas naturales protegidas, pero hasta ahí, nunca la vimos proponer o promover proyectos de políticas públicas en favor de las mujeres quintanarroenses. Sería muy difícil que el PVEM-Morena le otorgue la candidatura para reelegirse.

Adriana del Rosario Chan Canul, la suplente de Ana Patricia Peralta de la Peña apenas lleva tres meses en la curul y aun cuando funge como secretaría de la mesa directiva legislativa no ha trascendido, es casi un hecho que no aparecerá en las boletas electorales del 2019.

José Luis González Mendoza, el trabajo del actual coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en la XV Legislatura ha sido sobrio, sus esporádicas propuestas para reformar leyes y hacer decretos no han trascendido como él deseaba y por ende no puede presumirlas, empero podría ver si la mayoría de los habitantes del sexto distrito electoral lo apoyan para reelegirse, aunque primeramente deberá concertar tal posición con la cúpula del tricolor y con el hombre que despacha en la 22 de enero.

Leslie Hendricks Rubio, esta legisladora es de las pocas que puede presumir un trabajo serio en la XV Legislatura porque ha promovido y logrado crear leyes para proteger a los niños, adolescentes y mujeres de Quintana Roo, ha interpuesto el interés de los quintanarroenses por encima de los compromisos partidistas, su reelección sería un premio justo por su desempeño, pero será su dirigencia quién defina si la postulan a la reelección

José de la Peña Ruiz de Chávez, el coordinador de los «verdes» en la XV Legislatura ha demostrado a los quintanarroenses ser de los pocos legisladores cautos y de los más enterados de las cuestiones políticas, económicas y sociales en la entidad, es un personaje que sin grandes atributos populares superó la avalancha política del 2016 y la de junio del 2018, sería interesante ver si Morena respalda su reelección y obviamente, si sus representados del octavo distrito, vuelven a confiar en él.

José Carlos Toledo Medina, el trabajo legislativo realizado por el menor de la dinastía de los «Chanos» Toledo no ha acaparado reflectores porque además que ha sido escaso, es ajeno al quehacer político, económico y social de Quintana Roo, empero conserva su figura política y quizá con el respaldo del PVEM-Morena logre la reelección.

Teresa Sonia López Cardiel, la suplente de la actual presidenta municipal de Solidaridad, Laura Beristain, es junto al oriundo de Tihosuco Luis Miss, de los diputados suplentes que han llegado al Congreso del Estado a trabajar de sol a sol. Su conocimiento y compromiso por fortalecer el tema de la salud de los quintanarroenses podría ser la «llave mágica» requerida para obtener la candidatura para la reelección.

Gabriela Angulo Sauri, esta diputada cozumeleña ha dado muestras de querer hacer buenas cosas, desde el Poder Legislativo ha buscado fortalecer a todos los sectores de la actividad turística quintanarroense y a pesar de ser del mismo equipo político, ha sido la única en cuestionar de manera permanente el pésimo desempeño que tiene la Secretaría de Turismo Estatal. Sería justa su reelección, falta ver si CJ la «palomea».

Luis Ernesto Miss Balam, en cuatro meses este digno representante de la zona maya de Quintana Roo ha dejado constancia ser un verdadero gestor de su etnia. Sin reserva alguno podríamos decir que a la fecha es el principal activo que tiene el PRD en el décimo-segundo distrito electoral.

Ramón Javier Padilla Balam, es obvio que la suerte está echada para este diputado bacalarense que por respaldo popular y económico de Israel Hernández Radilla obtuvo la diputación en el 2016. Su anti popularidad, falta de resultados, pero, sobre todo, por incumplir acuerdos políticos (se comprometió con el compadre del ex gobernador Roberto Borge a dejar la curul en enero del 2018), lo hacen impostulable por el PRI.

Fernando Zelaya Espinosa, su trabajo legislativo está a la vista de los quintanarroenses, en dos años se convirtió en uno de los principales operadores del gobernador Carlos Joaquín en la XV Legislatura y por el número de votos obtenidos en las elecciones del 2016 (diputación) y la de ahora en el 2018 (presidencia municipal) automáticamente lo convierten en el principal candidato para reelegirse en el décimo cuarto distrito electoral.

María Yamina Rosado Ibarra, los pocos meses que lleva como legisladora, amén al bajo perfil que guarda la convierten en una figura poca conocida, con escasas –por no decir ninguna- posibilidades de ser electa para competir en los comicios del 2019.

Entonces, luego del análisis presumo que Candy Ayuso, Leslie Hendricks, Teresa López, Luis Miss y Fernando Zelaya, son los que a mi consideración tienen más posibilidades de formar parte de la XVI Legislatura.

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario