Por: Jesús Amador

Chetumal.- Sin duda el triunfo de Mario Delgado Carrillo marca un antes y un después en la vida politica quintanarroense, principalmente entre los grupos morenistas quienes desde hace meses buscan afanosamente interferir en la elección de los candidatos para las elecciones del 2021 y utilizarla en el «trampolín» para afrontar la «madre de todas las batallas» del 2022.

La victoria de Mario Delgado, que ayer avaló y decretó el INE, necesariamente hay que leerla desde la perspectiva estatal; analizarla tomando en cuenta el actual escenario local, ver en realidad el alcance que tendrán los grupos o políticos que desde un principio apoyaron a Mario, y obviamente, los «amarres» políticos que de último momento suscribió la ex dirigente nacional, Yeidckol Polevnsky con el nuevo mandamas guinda.

ACTUAL ESCENARIO.- A dos meses de empezar la precampaña de diputados federales (una hora antes del 24 de diciembre) y a dos meses y días del proceso electoral local (8 de enero), al interior de Morena los «Alegres» del diputado federal, Luis Alegre Salazar; los «Maribelistas» de la senadora, Marybel Villegas; los «maristas» de la presidenta municipal de Cancún, Mara Lezama; los «pechistas» del senador, José Luis Pech Várguez; los seguidores de Yeidckol Polevnsky, los seguidores de Alejandro Díaz Durán y obviamente, los amigos de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), piensan y creen tener los méritos suficientes para obtener alguna de las candidaturas que estarán en juego el próximo año, es decir, cuatro diputaciones federales y once presidencias municipales.

Vale precisar que bajo el interinato de Alfonso Ramírez Cuellar, el CEN de Morena se olvidó de Quintana Roo, intentó conciliar los interés de los grupos políticos designando a la foránea, Liliana Castro, como delegada, pero fracasó en el intento. Es tal la desunión existentente entre los morenistas quintanarroenses que cada grupo trabaja bajo su propio criterio y siguiendo directrices de su proyecto, no el de Morena o del propio AMLO.

SEGUIDORES DE MARIO.- Cuando Mario Delgado alzó la mano para buscar presidir Morena, varios políticos y grupos políticos hicieron público su afinidad al proyecto, como los diputados Luis Fernando Chávez Zepeda, Euterpe Gutiérrez Valasis y Edgar Gasca Arceo; el regidor de José María Morelos, Erik Borges Yam, además de los grupos del diputado federal, Luis Alegre López y de la senadora, Marybel Villegas Canché, así como de otros que hoy cuyos nombres no se vienen a la mente.

Resulta obvio que por lealtad y confianza al proyecto estos políticos tendrán alguna ventaja cuando Mario Delgado y el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) tomen decisiones para elegir candidatos, pero consideranos que difícilmente tal situación influya en demasía si en verdad Morena busca asegurar el triunfo en las urnas.

«AMARRES POLÍTICOS».- Mario Delgado sabía de antemano que para derrotar en la última encuesta a Porfirio Muñoz Ledo necesitaba «reforzarse» y no pensó dos veces para llamar a la ex-dirigente, Yeidckol Polevnsky, quien con todo el «colmillo retorcido» aceptó la propuesta y por ende subirse de nueva cuenta a la tarima, obviamente, desde donde operará para conseguir espacio para su grupo político.

Tal decisión provocó comulgar a varios morenistas en Quintana Roo, entre los más visibles: al senador José Luis Pech Várguez y al ex secretario de finanzas del Congreso del Estado, Arturo Castro, quien aspira a obtener la candidatura a la presidencia municipal de Solidaridad.

Entonces, el diagnóstico que recibirá Mario Delgado de Quintana Roo no será sencillo, sin duda tendrá una «papa caliente» en sus manos y que seguramente se resolverá con el VoBo del inquilino de Palacio Nacional, y conociéndolo, podríamos asegurar que el «cabecita de algodón» ya tiene en mente a sus candidatos y solo permitirá pequeños ajustes o acuerdos que no alteren en nada el proyecto de nación que trae la 4T, el cual en su primera etapa es a 10 años, es decir, vence en el 2028.

¿Tendrá la sapiencia Mario Delgado para tranquilizar la efervescencia política que se vive en Quintana Roo?

¿Será que los verdaderos amigos de AMLO en Quintana Roo acepten las propuestas de Mario Delgado para encabezar las candidaturas?

¿Será que llevarán mano los morenistas que apostaron al proyecto de Mario Delgado, o serán tratados como uno más del montón?

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario