Por: Jesús Amador

Chetumal.- Desde que ganó la presidencia municipal de Lázaro Cárdenas en julio del 2018, el pudiente empresario holboxeño Josué Nivardo Mena Villanueva advirtió que buscaría las formas para trascender en la vida política quintanarroense y hoy lo hace a través del “proyecto Nivardo Mena”.

Nivardo, quien hasta antes de postularse por el PT a la presidencia municipal del olvidado Kantunilkín, fungía como administrador de la industria naviera en la paradisiaca isla de Holbox, sorprende al sistema político quintanarroense, el cual por más de cuatro décadas ha sido dominado y dirigidos por chetumaleños y cozumeleños.

Ayer sábado, aprovechando los festejos de La Candelaria, Nivardo Mena comió tamales con más de 2 mil personas que llegaron a Felipe Carrillo Puerto provenientes de municipios como Jose´ María Morelos, Bacalar, Tulum, Benito Juarez, Solidaridad y Lázaro Cárdenas.

Obvio que la tradición de los tamales fue la excusa perfecta para semejante evento político, fue el marco que buscaban diversos líderes que impulsan el “Movimiento Nivardo Mena” para lucirse y darse a conocer como los operadores políticos de citado proyecto.

Y es válido, porque a excepción de los celos políticos, los funcionarios municipales y estatales que tomaron parte del tremendo ágape no tendrá consecuencia legales ya que el sábado fue día inhábil.

-Fue una gran fiesta apartidista donde prevaleció el calor humano. Este movimiento está creciendo en todo el Estado, estamos conociendo las necesidades de cada familia en cada rincón que visitamos. Traemos un magnánimo espiritual y altruistas hacia la gente más necesitada, sin hipocresías y desestimando la política como un banderín para sacar provecho- refirió Nivardo Mena a sus seguidores.

Resaltó que el movimiento Nivardo Mena no es suyo sino de los dirigentes comunitarios que los promueven. “Ahí están muchos empresarios y amigos que quieren buscar un canal para que les lleguen las ayudas a ustedes (campesinos) y no sean defraudados, todo eso no lo estoy dando yo (Nivardo Mena) si no aquellos que creen poder canalizar de manera honesta lo mucho que son bendecidos y así bendecir a los demás. Yo voy a los lugares que me inviten y donde voy siempre encuentro las manos de amigos y agradecidos por los apoyos recibidos. Seguiré caminando todo el estado, así lo he hecho antes de ser funcionario y lo seguiré haciendo libremente”, expresó.

Y vaya que Nivardo Mena tiene muchos amigos que apoyan el proyecto, porque además de la taquiza, en el evento entregó sillas, atestiguó servicios médicos y otros servicios.

De esta forma, Nivardo Mena se apunta, como desde hace meses lo han hecho Maribel Villegas, Luis Alegre, José Luis Toledo Medina, Mara Lezama y Pedro Joaquin Delbouis, como los proyectos más viables para el 2022.

Lo que queda claro, es que a tres años de la magna justa electoral quintanarroenses, varios grupos políticos se han definido, pero a diferencia de sexenios pasados, ninguno cobijado o respaldado, públicamente, por el gobernador Carlos Joaquín.

En años anteriores -cuando el PRI dominaba el país y la entidad-, era impensable que grupos minoritarios y sin grandes embalajes políticos como el de Nivardo Mena pudiera tener posibilidad alguna de soñar con gobernar Quintana Roo, pero hoy en día, luego del triunfo de AMLO, todo es posible y más cuando tienes a tu disposición un partido político, verbigracia el PT.

Será que CJ tenga muy bien escondido su proyecto político sucesor o en su momento de la jugaría con cualquiera de los proyectos arriba mencionados que le garantice una cómoda salida?

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario