Por: Jesús Amador

Chetumal.- En su desbocada ambición por ser la candidata de Morena a la gubernatura de Quintana Roo en el todavía lejano 2022, la senadora Marybel Villegas Canche celebra alianzas políticas y económicas con grupos de dudosa calidad moral por no decir “rufianes”, en esta ocasión se apoderó de lo que queda del PT y pretende imponer a Mauricio Morales Beiza como el primero de la lista de candidatos a diputados plurinominales.

No cabe duda que la ex perredista, ex panista y ex priista, y hoy representante de Morena en la máxima tribuna del país busca estrategias para poner “tierra de por medio” ante su homólogo José Luis Pech Várguez y el diputado federal, Luis Alegre López, con quienes mantiene “feroz” lucha por ganarse la bendición de Andrés Manuel López Obrador en el 2022.

Pero quizá Villegas Canché este equivocando el camino y en lugar de sumar adeptos, en los próximos meses reciba el rechazo de importantes sectores de la sociedad quintanarroense, incluido tribus de Morena y de los propios “amlovers” que no comulgan con la idea de apoyar un proyecto político cuyo único objetivo es alcanzar el poder por el poder.

En este primer semestre de gestión, la citada senadora ha cometido varias pifias, pero tal vez ninguna de la magnitud que está provocando en el sur de Quintana Roo, de manera especial en Bacalar, donde ha otorgado desmedido poder al eterno petista, Mauricio Morales Beiza, quién por cierto es cuñado del nefasto, Hernán Villatoro Barrios.

La unción de Ana Pamplona como candidata de la alianza Morena-PVE-PT en el décimo tercer distrito fue por obra y gracia de la senadora Marybel Villegas, obvio, con el compromiso de que la morenista, Yadira García Perdomo, quien por cierto es su coordinadora en citado municipio, sea la candidata suplente y en caso de ganar, cederle la curul en año y medio.

A cambio de tal acuerdo, Morales Beiza exigió a la senadora Maribel Villegas mover sus contactos a nivel nacional para que él ocupe la primera posición de los diputados plurinominales en Quintana Roo.

Es obvio que tales acciones -la imposición de una morenista como suplente en la fórmula del PT y la imposición de Morales Beiza como candidato plurinominal- traerán repercusiones en el futuro inmediato para el proyecto político de Maribel Villegas, máxime cuando su capital político viene a la baja por su nulo trabajo en pro de los quintanarroenses.

Ana Pamplona tiene grandes posibilidades de alcanzar una curul en la décima sexta legislatura, pero vemos difícil que ceda la posición a Yadira García, basta recordar que misma situación se vivió con el aliancista Ramón Javier Padilla Balam en esta XV, quien a pesar de la promesa y jurarlo ante el creador, no cedió la diputación a Israel Hernández Radilla.

Lo que se antoja difícil, aun cuando Maribel Villegas negocie la candidatura, es el arribo de Mauricio Morales Beiza al Congreso del Estado, porque únicamente 5 escaños estarán en disputa y no necesariamente serán para hombres.

Será que Morales Beiza siga confiando en la senadora Villegas Canche en caso de no alcanzar la curul?

Deja un comentario