Jesús González

Chetumal.- Una vez más que el presidente municipal de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez demuestra su doble discurso y la opacidad en la cual llevará las riendas de la administración pública del municipio capitalino y aunque los estatutos en su partido Morena señalan lo contrario, queda comprobada la frase del presidente de México Andrés Manuel López Obrador: El poder atonta a los inteligentes y a los tontos los vuelve locos.

El alcalde capitalino se ha llenado la boca señalando que todas las acciones que realiza el gobierno municipal son públicas y transparentes, sin embargo al ser cuestionado por los medios de comunicación en relación a la camioneta tipo Suburban negra en la que ahora se traslada y cuyo costo menor en el mercado supera el millón de pesos, aun siendo de medio uso; se limitó a decir que “es de un amigazo que me la prestó y que son libres de hacer la interpretación que quieran y no te voy a decir lo que vas a pensar”.

No obstante a que omitió dar datos sobre el propietario de la unidad, fuentes señalan que la camioneta Suburban negra está registrada a nombre de la empresa Servicios Aéreos Ejecutivos S.A. de C. V. ( Vip Saesa), y cuyos responsables de la misma en pasadas administraciones se han visto envueltas en casos de corrupción y malos manejos en los gobiernos de Félix González Canto y Roberto Borge Angulo.

Pero no solamente dejó al aire y en la incógnita quien es el “amigazo cariñoso” del presidente municipal, sino que además intentó negar que el comité de adquisiciones del ayuntamiento capitalino, está a punto de autorizar la adquisición de camiones recolectores de basura cuyo costo supera el millón y medio de pesos sin que exista una licitación pública y aunque al inició dijo que no sabía nada al final reconoció que están “explorando” la posibilidad.

Queda claro que el doble discursos del presidente municipal de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez será la constante en su administración, al grado que ahora señala que han “pedido auxilio” al gobierno del Estado en el tema de los residuos sólidos, sin embargo hasta ahora han hecho caso pero no han resuelto.

Mientras tanto en varias colonias de Chetumal, desde hace casi una semana el camión recolector de basura no pasa y nuevamente la capital del estado se ha convertido en un enorme basurero con desechos sólidos y malos olores en distintos puntos, sin que hasta ahora el presidente municipal y su equipo de colaboradores realicen acciones efectivas para solucionar este problema.

Deja un comentario