Por: Jesús Amador

Chetumal.- Aún cuando su desempeño como presidente municipal de OPB ha sido deficiente y cuestionado por gran parte de la sociedad chetumaleña, principalmente del sector empresarial, Luis Torres Llanes buscará la diputación federal del II distrito electoral por la alianza PAN-PRD-MC

En estos 16 meses como máxima autoridad municipal “Licho” Torres no cumplió con las promesas hechas a los chetumaleños durante su campaña proselitista,

En año y medio de gobierno Luis Torres no pudo o mejor dicho, no quiso, echar a andar la actividad económica en la ciudad, a tal grado que en este lapso más de 40 negocios bajaron la cortina.

La emblemática avenida De los Héroes, dejó de ser la mayor zona comercial para convertirse en el Chetumal “viejo y olvidado” en donde sobresalen los negocios que venden comida rápida.

Chetumal sigue siendo una ciudad “dormida” que a duras penas sobrevive de la burocracia y el gobierno de Luis Torres no logró establecer una actividad económica para soportar la maltrecha economía del sur de Quintana Roo.

En estos 16 meses ha sido a “cuenta gota” la inversión en obra pública y un caos los servicios públicos, a tal grado que decenas de colonias padecen la recolección de basura y son presa de la delincuencia porque varias calles no cuentan con alumbrado público.

Es obvio que la ceguera del poder no permite a Licho Torres dimensionar en su justa medida la pírrica labor que ha desempeñado como alcalde.

Con su ego en otro planeta Licho Torres no comprenderá que ha defraudado a miles de Chetumaleños que depositaron su confianza en él porque deseaban un verdadero cambio y no sólo cambiar nombres de funcionarios que siguen abusando del poder.

Pero esa sueños de miles de Chetumaleños tendrán que esperar mejor ocasión, porque ahora la prioridad de Licho Torres es continuar con su carrera política, llegar a la diputación federal para soñar con participar en la elección madre del 2022 donde se renovará la gubernatura.

Pero no será un camino fácil, porque contrario a lo que ocurrió en el 2016 cuando Luis Torres fue factor importante para que Carlos Joaquín ganara las elecciones, hoy las cosas han dado un giro de 360 grados y será Licho Torres quien se “cuelgue” de la figura del gobernador porque sus bonos se desplomado abruptamente como alcalde capitalino.

Tiempo al tiempo…

DEJA UNA RESPUESTA

cinco × cinco =