Por: Jesús González

Chetumal.- Sin duda esa frase expresada en abril pasado por Jacinto, el niño diputado, cimbró las paredes del Congreso del Estado y hoy podría cobrar mayor relevancia si los diputados que harán uso de la máxima tribuna quintanarroense omiten señalar con precisión los yerros y desaciertos que ha cometido el gobierno de Carlos Joaquín en su primer año de gestión.

Los representantes de las diversas fracciones parlamentarias y los independientes tienen ante sí la enorme oportunidad de trascender ante una sociedad ávida por escuchar cuestionamientos al quehacer gubernamental. Ahora es el momento para hacerlo, aprovechando la apertura democrática del Gobernador Carlos Joaquín que «palomeó» el cambio del formato del informe.

Contrario a lo ocurrido hasta el año pasado, Carlos Joaquín escuchará las posturas partidistas que emitan los diputados y diputadas, algunas pudieran ser en contra y claro está muchas serán a favor, y nuevamente surge la pregunta: ¿tienen miedo…….?

Por lo pronto, y que sirve para dudar de una verdadera postura crítica, que el coordinador de la bancada del PRI, Raymundo King de la Rosa -quien en los últimos días de ha convertido en el «corresponsal» del CEN y que desde hace varios ayeres ha dejado de ser «oposición» al gobierno del cambio-, cediera a su homóloga, Leslie Hendricks Rubio, la oportunidad que sea ella quien dije la postura del PRI.

Lejos de lo intenso o liviano que pudiera resultar el discurso que emita la hija del ex gobernador Joaquín Hendricks Díaz, llama la atención que el flamante dirigente del PRI en Quintana Roo y coordinador de la bancada tricolor «cediera» esta enorme oportunidad que tenía para expresarle a Carlos Joaquín lo que los priistas ven mal de su gobierno.

Por enésima ocasión en el último año que Raymundo King da muestra que su principal encomienda es velar por sus intereses personales, sin importar que el PRI se siga hundiendo en el descrédito.

Mucha más expectativa esta generando la postura de la coordinadora de la bancada del PAN, Mayuli Martínez Simón, porque en los últimos informes de gobierno, cuando eran oposición y por supuesto no tenía al gobernador en turno a un costado, han sido duros críticos de lo que consideran el mal trabajo del mandatario, así como exigir transparencia y rendición de cuentas en el manejo de los recursos públicos.

¿Será que para esta ocasión repitan la misma dosis o se la pase halagando las acciones de este gobierno y desboque sus críticas hacia el gobierno anterior?.

Habrá que esperar porque esto pudiera ser el paso a la candidatura a la presidencia municipal de Othón P. Blanco para el 2018 o que sea enviada a la banca.

Otra fracción que será observada por los presentes y quienes sintonicen la sesión solemne, será la del PRD, quien no quiso arriesgar con la bipolaridad política que ha presentado su coordinadora, Laura Beristaín y enviaron al diputado, Emiliano Ramos Hernández para que fije postura; el Sol Azteca ha sido duro crítico de los gobiernos priistas en informes anteriores, así que habrá que estar muy pendientes si mantienen la línea o se desvivirán en halagos hacia el mandatario surgido de la coalición UNE.

Quien pudiera tirar rayos y centellas es el coordinador de la bancada del PVEM, José de la Peña Ruiz de Chávez, quien sin proponerlo, ha asumido el papel de verdadero opositor en el Congreso local, al fijar posturas y críticas fuertes no solamente hacia el gobierno de Carlos Joaquín González sino también de sus homólogos de la XV Legislatura.

Esperamos que sea un discurso fuerte, directo y con críticas, porque de ser contrario seguramente recibirá rechiflas y nuevamente la frase del diputado infantil Jacinto vienen a mi mente.

De la diputada de Morena, Silvia Vásquez Pech no se espera mucho, primero porque como lo ha dicho el dirigente estatal, han sido fieles al gobierno en turno, pero además ha demostrado que leer y hablar en público no es lo suyo, así que aun y cuando tenga un discurso bien preparado por uno de sus caros asesores no creo que de sorpresas mayores.

Situación similar podríamos esperar del representante del Partido Encuentro Social, Carlos Mario Villanueva Tenorio, quien desde hace mucho demostró que está con Carlos Joaquín, incluso al grado de contradecir escritos de su padre el ex gobernador, Mario Villanueva; sin embargo podría hacer uso de las posturas del PES y de sus principios para llamar la atención, aunque sería una pasadita por encima.

De Javier Padilla Balam de Nueva Alianza, tampoco se espera mucha crítica porque ha sido parte del nuevo bloque que controla el Congreso y aunque el mandatario estatal no ha respondido del todo con los compromisos adquiridos con ese partido, su postura está proyectada a que sea ligera y sin críticas aun y cuando sus compañeras de partido que están en el gabinete han puesto en aprietos al mandatario estatal.

Juan Carlos Pereyra Escudero será quien hable por los legisladores independientes, porque Juan Ortiz Vallejo prefirió tener la garganta ligera para las aguas amargas durante el convite; tampoco se proyecta una postura dura y crítica hacia Carlos Joaquín González.

Así que el «día del gobernador» y aun al cambio del formato, todo indica que serán más de apapachos y buenos deseos y no las duras críticas que todavía hacen hacia los gobiernos anteriores; ¿será que el pequeño Jacinto tenía razón?‎

Deja un comentario