Chetumal.- Tremendo susto se llevaron los del gobierno del cambio por ante el riesgo de infarto que tuviera un recluso del cereso de Chetumal vinculado a proceso por el posible desvío de recursos públicos durante la administración del ex gobernador, Roberto Borge Angulo también preso en un cárcel federal.

Tras “filtrarse” la noticia que el imputado de siglas
J.G. C. M. L.; presentó malestar como dolores en el pecho y tuvo que ser trasladado a un hospital privado ante el riesgo de un infarto, las reacciones del aparato oficial de comunicación social del gobierno del cambio no se hicieron esperar para asegurar que el recluso cuenta con la atención médica necesaria.

Aunque es obligación del Estado garantizar el respeto a los Derechos Humanos de los reclusos, sean procesados o sentenciados, entre ellos la asistencia médica en caso de necesitarlo, llama la atención que en este caso pongan especial cuidado en difundirlo, cuando existen miles de presos en las cárceles de Quintana Roo que nunca son tomados en cuenta y que incluso no reciben la asistencia médica necesaria. ¿Será que el miedo no anda en burro? Cita la frase popular.

Aquí el boletín con carácter de informe especial.

(INFORME ESPECIAL)

Atención médica oportuna a persona interna en el CERESO

La SSPQROO, le da seguimiento a la evolución de su estado de salud.

Chetumal, 9 de febrero de 2018.- La Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo (SSPQROO), informa que por recomendación del médico del Centro de Reinserción Social (CERESO), de Chetumal, se realizó la referencia a un hospital privado, por el diagnóstico de Probable Angor Pectoris y a descartar Infarto Agudo del Miocardio; Crisis Hipertensiva y Enfermedad diarreica aguda, de quien lleva por nombre el coincidente con las letras J.G. C. M. L., luego de que presentó malestar físico, del que fue atendido de manera oportuna.

De igual forma, con supervisión del médico del CERESO, recibió atención de su médico personal y se realizó el traslado por medio de custodia de la Policía Procesal a un centro hospitalario en Chetumal en donde la SSPQROO está pendiente de la evolución de su estado de salud.

DEJA UNA RESPUESTA

siete + diecisiete =