Por: Jesús Amador

Chetumal.- Consciente de que hasta ahora no ha respondido a la confianza que le depositaron los habitantes del distrito XIV en el 2019, la diputada morenista, Linda Cobos Castro, anda desesperada tocando puertas y buscando padrinos para ser postulada para su reelección por el Distrito XIII con sede en Bacalar.

Una fuente digna de crédito, aseguró que desde hace un par de meses la citada diputada pidió al senador José Luis Pech Varguez y a otro personaje de la élite guinda en Quintana Roo que la apadrinen para hacerse de la candidatura en el décimo tercer distrito ante la renuncia de Ana Pamplona al PT.

Aún cuando falta un año para la renovación del Poder Legislativo en la entidad, Linda Cobos sabe que difícilmente será considerada por la cúpula morenista para la reelección en el distrito XIV, debido a que reprobaria cualquier encuesta real sobre su quehacer legislativo en estos dos primeros años de gestión.

Aún cuando preside la Comisión de Desarrollo Rural y Pesquero, Linda Cobos no ha logrado posicionar su imagen ante los habitantes de su distrito, a tal grado que varios de estos la califican como una legisladora «fifi» y estar mareada por alcanzar la solvencia económica que añoraba.

Insistimos, de entrada se antoja difícil que Linda Cobos logre ser postulada por Morena en el XIII distrito porque la recién diputada federal electa, Anahí González y el dirigente estatal, Humberto Aldana, conocen a fondo la estructura guinda en citado municipio y han identificado a verdaderos morenistas para ser electos candidatos (as) a un cargo de elección popular.

Pero además de tener que superar a algún (una) morenista fundadora o de Cepa, Linda Cobos enfrentaría al PT quién seguramente reclamará y pedirá tal posición. Y también al PVE, que luchará para poner a competir a su «guerrera».

Entonces, de entrada vemos como inviable la petición de Linda Cobos, aunque en política nada está escrito y menos en estos tiempos, donde no todos los gatos son pardos.

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario