Por: Jesús González

CHETUMAL, 6 de octubre.- Más de 300 personas que viven en la colonia ampliación nuevo Progreso en Chetumal piden la intervención del Congreso del Estado para evitar que sean desalojados de sus hogares ante la amenaza del comisariado ejidal de Calderitas, Álvaro Alonso Angulo y el representante de la inmobiliaria Tamalcap Anselmo Murrrieta Soto.

El representante de los colonos Anselmo Casanova denunció que de unos días atrás a la fecha llegaron las personas antes señaladas para amenazar a lo habitantes para que dejen sus viviendas o paguen entre 300 a 400 mil pesos ya que argumentan que las personas que viven en esas casas no son los propietarios de las mismas.

Por tal motivo piden el apoyo del presidente de la Gran Comisión del Congreso local, Eduardo Martínez Arcila ya que aseguran ser los legítimos propietarios de los lotes.

Señalaron que también hicieron pagos a varias personas que entregaban recibos hechos a mano y que tampoco fueron reportadas a las instancias respectivas.‎

Deja un comentario