Jesús González

Chetumal. – La aprobación de un crédito de hasta 820 mdp para obra pública al gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, por la Comisión de Hacienda de la XVI Legislatura local y que deberá ser respaldada por el pleno, trae diversos «candados», entre ellos, ser realmente de alto impacto y beneficio social, no ser utilizadas como bandera electorera y rendir informes constantes al Poder Legislativo de los avances y costos de las mismas.

Además, dentro del dictamen aprobado hoy por unanimidad de la Comisión de Hacienda de la XVI Legislatura local, señala que tras la aprobación del Pleno y su publicación en el Periódico Oficial del Estado, el Ejecutivo, tendrá un plazo de 90 días para realizar la licitación de las obras que puedan realizarse con los 820 mdp aprobados, lo que significaría que de las 102 obras que presentó en su petición, serán menos por el tema de los costos elevados y con esto garantizar que toda acción
iniciada será terminada con los recursos presupuestados.

Otro de los puntos es que dicha contratación de uno o más créditos por hasta 20 años, no deberá sobrepasar el 25 por ciento de los recursos del Fafef (Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de la Entidades Federativas para evitar afectaciones a la finanzas públicas aunado a rendir cuentas a la legislatura en turno sobre los avances y gastos.

De las 102 obras iniciales y que tras las licitaciones por el tema de gastos serán reducidas, el Ejecutivo, deberá considerar que sean equitativas en toda la entidad, es decir que no favorezcan en beneficios a un solo municipio y con esto evitar mayor impacto hacia una zona comparada con la otra y que sean de real impacto social benéfico.

Se deja el listado de las obras propuestas de manera inicial por el gobernador de Quintana Roo en su solicitud inicial, de las cuales deberá haber variaciones al considerar las de real impacto y beneficio social.

Deja un comentario