Por: Jesús Amador

Chetumal.- De mantenerse la proyección hecha por expertos en temas electorales, quienes estiman que la votación del próximo domingo en Quintana Roo rondará entre el 45 y 50 %, es casi un hecho que la candidata de la alianza morenista, Mara Lezama, salga triunfadora.

De manera simple, y sin profundizar en cuestión de números, analizamos pormenores de citada proyección tomando en cuenta que el padrón electoral quintanarroense es de un millon 391 mil 150 ciudadanos, es decir, el 50 % son 695 mil 575

Con citado cantidad de votantes, ningún escenario de todos los que se puedan armar con el actual escenario político se vislumbra otro resultado que no sea el triunfo de Mara Lezama.

Entonces, si la participación es del 50 por ciento (695 mil 575 electores quienes emitan el sufragio), el candidato (a) que sume 300 mil o más votos, resultaría la virtual ganadora (o).

Los números que trae el equipo de la alianza morenista superan esos 300 mil votos. Morena proyecta obtener más de 220 mil votos, el Partido Verde (PVE) sumaría 80 mil votos, el Partido del Trabajo (PT) 20 mil y Fuerza por Mexico (FxM) más de 10 mil votos, es decir, 330 mil.

Si a 695 mil se le resta 330 mil quedan 365 mil votos que se repartirá entre los otros cuatro candidatos. Y es donde vale la pena hacer hincapié del voto duro priísta (se habla de 60 mil); del evangélico que apoya a Nivardo Mena (40 mil) y del no despreciable voto naranja (Movimiento Ciudadano), cuyos cálculos de sus dirigentes, tienen asegurados más de 100 mil votos.

Si se suman los 330 mil de los morenistas (Morena-PVEM-PT-FXM) y los 200 mil que pretenden captar MC, PRI y MAS, a la candidata de la alianza PRD-PAN-CxQ, Laura Fernández, le quedarían menos de 170 mil votos disponibles.

A través del sencillo análisis podemos apreciar que si únicamente el 50 por ciento del padrón sale a votar, se antoja muy difícil que Mara Lezama pierda la contienda.

Las cosas serían diferentes si la participación alcance cuando menos del 60 por ciento, porque serían más de 830 mil quintanarroenses quienes acudieran a las urnas, es decir, serían más de 130 mil votos adicionales que podrían marcar influir en el resultado.

Restan 5 dias para la elección y tres días de campaña. ¿Será que los candidatos, principalmente quienes figuran en la segunda y tercera posición, den el «último estirón» y convenzan a los quintanarroenses para que sea copiosa la votación?

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario