Por: Jesús Amador

Chetumal.- Quienes pensaban o dan como un hecho que la morenista, Yensuni Martínez Hernández tendría un cabildo a modo para gobernar Othón P. Blanco a partir de septiembre próximo, están equivocados. Ha trascendido que hasta la fecha cuatro regidores de la planilla guinda mantienen su lealtad hacia Luis Gamero Barranco y llevan a cabo negociaciones con los integrantes de la otra alianza y la regidora independiente, Rufina Cruz Martínez, para crear el «bloque opositor».

El primer regidor, Saulo Aguilar Bernes; el tercer regidor, Alfredo Ceballos Santiago; el quinto regidor, Jorge Herrera Aguilar y la octava regidora, Felicia Manrique Alcocer siguen «casados» con el proyecto de Gamero y no sería raro que en septiembre próximo unan fuerzas con Juan Ortiz Cardín, Cinthia Millan Estrella, Ángel Rivero Palomo y la independiente, Rufina Cruz Martínez e integrar el bloque opositor a Yensuni Martínez.

El escenario se vuelve más oscuro para la hoy presidenta municipal electa, debido a que tampoco contaría con el voto de la regidora de Movimiento Ciudadano (MC), Lidia Rojas Fabro, debido a que la política nacional que pregona u ofrece la ola naranja es contraria a los principios de la Cuarta Transformación.

Entonces, de entrada Yensuni Martínez contaría únicamente con el respaldo de las regidoras; Cindy Livier Yam May, Grecia Coral Pasos y María del Carmen García Guevara (en veremos), así como de Santiago Aja Baca y del regidor del MAS, Héctor Pérez Rivero. Y tentativamente el del representante de Redes Sociales Progresistas (RSP), José Ángel Muñoz.

Tal escenario obligaría desde ahora a Yensuni Martínez a negociar con cada uno de los regidores, primeramente con quienes se suponen son sus aliados (Saulo, Alfredo, Jorge y Felicia) a fin de contar con la mayoría del cabildo, aunque luce compleja, por no decir muy difícil que avance si continua negándose a «pactar o negociar» con Luis  Gamero.

Vale recordar que en los cabildos municipales, como el de Othón P. Blanco, los grupos políticos que aspiran a competir y ganar la gubernatura el próximo año aprovecharán cualquier oportunidad para avanzar y por ende, no descartamos que el «marybelistas», Luis Gamero avale una alianza de facto con los regidores «joaquinistas» para estropear o hacer sucumbir al gobierno de la «marista», Yensuni Martínez.

¿Tendrá Yensuni la capacidad politica y económica para salir con los brazos en alto en su primera gran negociación como presidenta municipal electa? ¿Cuántos regidores (as) aprovecharán la oportunidad para obtener prebendas y conseguir recursos económicos que solo en sus más alucinantes sueños han visto?

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario