Tulum.- “Antes que nada le doy la gloria y la honra al Dios todo poderoso que hizo posible este momento”, exclamó Marciano Dzul Caamal al iniciar su discurso como Presidente Municipal de Tulum, la tarde de hoy en la explanada del Palacio Municipal, donde aseguró que no fallará a los tulumnenses.

Después de los honores a la Bandera y la entonación del Himno a Quintana Roo y Nacional, Marciano Dzul rindió protesta para “cumplir y hacer cumplir la ley” en Tulum e inmediatamente después de tomó protesta a los integrantes del Cabildo.

De entrada, agradeció a las estructuras que le apoyaron en la pasada campaña y en la elección de domingo 6 de junio, que resultó en ganar la elección a la presidencia municipal; “nos reunimos porque el pueblo eligió la esperanza sobre el miedo”.

Prometió que va a cumplir con los compromisos adquiridos en campaña, pues hoy no solo inicia un nuevo gobierno, sino que la transformación llegó pacífica y ordenada; donde combatirá la corrupción y la impunidad que ha dañado al municipio. Tocó recibir un municipio sin brillo, sin ese esplendor.

Por eso le devolverá ese brillo y asume la labor con el compromiso de lograrlo; convocó a la unidad, porque solo así y con la voluntad de todos será posible. Eso sí, caminará de la mano con los otros dos niveles de gobierno, porque “es momento de ver hacia adelante, de ver hacia el futuro de este Municipio”.

NO LES VOY A FALLAR

En su discurso, Marciano Dzul destacó que Tulum puede ser protagonista mundial, porque tiene naturaleza, tradición, cultura, un suelo fértil, pero el principal recurso son los hombres y las mujeres tulumnenses que día a día trabajan para demostrar que con trabajo todo es posible.

“Han sido años de trabajo y esfuerzo para estar aquí, este logro no es solo mío, sino de todos ustedes que salieron a ejercer su derecho; estoy aquí pro el respaldo de miles de tulumnenses para que las cosas se hagan bien. El motor que nos impulsa es el gran amor a nuestro Municipio; les doy las gracias a todos, que construyen un mejor Tulum”, comentó.

Dijo que es un hombre eminentemente maya, por eso no puede fallar, además que tiene un compromiso con los ciudadanos, continuará trabajando, porque se cumplió con la primera etapa, ahora viene el proceso de la transformación.

Aprovechó para agradecer a su esposa Ileana, a sus hijas e hijos; a sus hermanos que constatan el compromiso que hace con el pueblo; dedicarle tiempo al pueblo para servirles, no para servirse; “amor, eres mi ayuda idónea, mi fuerza que le hace levantarme, por ese amor, muchas gracias, gracias por estar a mi lado”.

Mencionó que su gobernó no será de venganzas ni de persecuciones, sino de personas que saben que el pueblo pone y el pueblo quita. Este no es un acto jurídico de respeto, sino un acto de fe, de certeza, que se pueden hacer las cosas bien; el éxito dependerá al generar justicia y equidad, porque nadie debe de quedarse atrás, haremos honor a la frase del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador: “con el pueblo todo, sin el pueblo nada”.

Apeló que al cumplir su palabra, Tulum volverá a tener la paz y tranquilidad social que lo caracteriza; pero será de la mano de la sociedad, para rescatar al municipio. Aquí Marciano Dzul se dirigió en su lengua natal al pueblo maya y concluyó asegurando que no les va a fallar.

“Soy un hombre de palabra y la palabra se cumple, por eso quiero que tengan la plena confianza de que no les voy a fallar y vamos a recuperar el paraíso donde vivimos.

Hoy con la mirada en alto inicio la encomienda que los tulumnenses me han dado, de la mano de ustedes empecemos este camino para rescatar nuestro hermoso Tulum”. Hay que recordar que el Cabildo está integrado por el Presidente Municipal, la síndico y los regidores, David Tah Balam, Beatriz Mendoza Ramos, Martín Dzib Chimal, Fany Adriana Gallegos Sánchez, Carlos Adolfo Coral Basulto, Paulina Malpica Llanes, Víctor Mas Tah, Eva Roceli Rocha Jedet e Iván Alfredo Dzul Cabañas.

Deja un comentario