Por: Jesús Amador

Chetumal.- Seguramente que además del tema sanitario provocado por la pandemia del Covid-19, Fermin Pérez Hernández recurrirá a cualquier argumento para alargar a lo máximo la renovación de la dirigencia sindical de la Sección XXV del SNTE con la finalidad de poder estar en las mesas de negociaciones y «pelear» por una diputación plurinominal de la alianza morenista, a la cual apoyan a través de «Fuerza Turquesa», y que sin duda buscaría auto agenciarsela.

Desde hace un año -para ser precisos desde noviembre del año pasado-, Fermin debió entregar la dirigencia, pero por la pandemia sanitaria hasta la fecha ha sido pospuesta y no vemos el más mínimo indicio que la quieran renovar en los próximos días.

La jugada política que lleva a cabo Fermin Pérez es obvia y hasta cierto punto válida, cuando menos en cuestiones politicas y no educativa que debería ser la principal razón u acción del susodicho.

Desde la elección pasada, el SNTE, a través de la agrupación «Fuerza Turquesa» apoyó a la alianza integrada por Morena-PT y PVE a lo largo y ancho del país, por lo que seguramente en la próxima elección de Quintana Roo, citada agrupación guiada por Fermin Pérez buscará obtener cuando menos una «rebanada» del pastel.

Vale recordar que hasta el 2016, es decir, antes de la administración del panista, Carlos Joaquín, el magisterio, llámese Sección XXV del SNTE siempre fue favorecido con la segunda o tercera posición de la lista de los candidatos a diputados plurinominales y de manera esporádica competía en alguno de los XV distritos electorales.

Resulta obvio que en la mesa nacional de negociaciones que llevarán a cabo Morena-PT-PVE y organizaciones afines al proyecto de AMLO, el SNTE pedirá espacios en los 6 estados donde se renovarán las gubernaturas y congresos locales. Y es ahí donde Fermin Pérez tendrá la oportunidad de imitar el camino que colegas suyos tuvieron, como Raúl Santana Bastarrachea, Tito Raúl, Jorge Milian, Carlos Mario Sosa, Florentino Balam Xiu, Carlos Gutiérrez, Alexander Zetina Aguiluz, Emilio Jiménez y Manuel Tzab, entre otros, quienes de la dirigencia sindical «saltaron» al congreso del Estado.

Entonces,, desde ahora se presume que «Fuerza Turquesa», es decir, Fermin Pérez, ya tiró las cartas sobre la mesa y únicamente estaría esperando que su poker de aces no sea superado por una posible flor imperial de los «maristas» o fundadores de Morena.

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario