Cancún.- Tras finalizar su gestión como diputado federal plurinominal, Luis Alegre deberá enfrentar a las autoridades sin contar con el fuero constitucional tras haber sido denunció en marzo pasado por presunta violencia doméstica tras agredir a su esposa.

Aunque el trabajo del ahora ex legislador federal fue mínimo y rindió su tercer informe sin ser legislador federal y tras haber dejado la curul el pasado domingo, ahora iniciará su campaña mediática en la radio propiedad de su padre en miras de ser tomado en cuenta por Morena como aspirante a la candidatura por la gobernatura del estado que estará en juego en junio del 2022.

Sin embargo, el empresario no es bien visto en diversos círculos políticos, porque carece de oficio y solamente logró el cargo por influencias de su padre y la cercanía con el consejero jurídico de la presidencia de la República, Julio Scherer quien se presume renunció al cargo.

De concretarse la renuncia, Luis Alegre no solamente quedaría fuera de la contienda interna por la sucesión gubernamental, también está en riesgo de enfrentar sin «padrinos» las denuncias en su contra, mismas que el fiscal, Oscar Montes de Oca Rosales mantiene «congelada».

Será a partir de este 01 de septiembre cuando el ahora locutor y ex diputado federal plurinominal de rienda suelta a su intención de promocionarse jugando al, locutor para darse a, conocer de manera mediática, tratando de emular a la actual presidenta municipal de Benito Juárez, Mara Lezama a quien pretende presionar para descarrilar de la candidatura cobrando favores que en su momento, su padre, Gastón Alegre hizo cuando fue su empleada.

Pese a que el fuero constitucional ha desaparecido por iniciativa presidencial, el cargo de diputado federal que tenía Luis Alegre, le permitió disfrutar de la impunidad que gozan muchos políticos.

Deja un comentario