Por: Jesús Amador

Chetumal.- A pesar de no cumplir con la encomienda, varios de los funcionarios del gobierno de Carlos Joaquín González siguen «soñando» y tocando puertas para incrustarse en la administración de Mara Lezama.

Sin un ápice de vergüenza, ni siquiera un rubor, varios de los actuales servidores públicos del Estado recurren a «padrinos» a fin de ser recomendados con la gobernadora electa o a los integrantes de su grupo cercano.

Funcionarios «joaquinista» encargados de temas de seguridad, justicia, gobernabilidsd y de comunicación, entre otros, siguen tocando puertas para que sus nombres figuren en la lista de los 5 posibles titulares de cada área que pidió la electa.

Aún cuando sigan tirando «humo», se antoja muy difícil que Mara Lezama ratifique a algún funcionario «joaquinista» de primer o segundo nivel en su actual puesto, simple y sencillamente porque ante la sociedad están reprobados, y ella busca darle una nueva dinámica al servicio público.

Insistimos, los quintanarroenses aprobariamos que Mara Lezama incluya en su gabinete a «sangre joven», que se rodee de profesionistas no maleados que antepongan el servicio público por interesés personales.

¿Con qué calidad moral o profesional Jesús Capella, Montes de Oca y otros funcionarios de CJ podrían pedir otra oportunidad para seguir «sirviendo a los quintanarroenses»? ¿En verdad creen que Mara Lezama se echará encima tremendo paquete?

¿Será qué algún quintanarroenses cuerdo o con el elemental sentido común lo aceptaría?

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario