Por: Jesús Amador

Kilómetro 50.- «No toleraré ningún acto público que afecte al pueblo morelense porque el objetivo de mi gobierno es trabajar por su porvenir», expresó Erik Borges Yam al rendir protesta como presidente municipal de José María Morelos, quién también subrayó que tendrá mano dura para combatir la inseguridad y terminar la corrupción.

Ante cientos de morelenses reunidos en la unidad deportiva, resaltó que hará efectiva voluntad política expresada en las urnas. «Gracias por concederme la responsabilidad, no les fallaré, mantengan la esperanza de que haremos un buen gobierno», dijo.

Explicó que de manera humilde, pero rebelde, pretende reconstruir y transformar José María Morelos, buscando siempre el bien común.

Frente ávidos escuchas, Erik Borges refrendó los compromisos que tiene con los habitantes de las 64 comunidades. «Tengo Fé en los morelenses y por ende seré un gestor permanente para que logren sus sueños», abundó.

-Desde hace 15 años soy un luchador social y a pesar de todos las adversidades que he pasado no me dobla los rencores y odios; ahora son tiempos de trabajar en unidad para lograr el cambio anhelado-, agregó.

Insistió en tener la mano firme para combatir la inseguridad y corrupción bajo los principios básicos de la 4T, es decir, no mentir, no robar y no traicionar.

Vale recordar que Erik Borges es de los pocos políticos morelenses que ha «picado piedra» para alcanzar la presidencia municipal, y lo hizo a través de Morena, un partido político que busca consolidarse como la mejor opción de gobierno en México.

Deja un comentario