Cancún.- En esta ciudad, donde hace 30 años empezó en la lucha social, Mara Lezama, candidata de Morena a la gubernatura, exhortó hoy a los quintanarroenses a elegir el 5 de junio el camino de la transformación, una nueva forma de hacer política, que tiene como eje y razón de ser a las personas y, sobre todo, a los más necesitados, para que nunca más haya un gobierno rico con un pueblo pobre.

Entre porras y consignas indicó que el gobierno del presidente López Obrador nos ha mostrado que transformación significa gobierno por y para el pueblo; justicia social e igualdad de oportunidades; barrer la corrupción como las escaleras, de arriba hacia abajo; gobierno austero; acabar el influyentismo; cerrar las brechas de desigualdad, velar por los que menos tienen; trabajar por la prosperidad compartida y, sobre todo, no robar, no mentir y no traicionar al pueblo.

En animado cierre de campaña en la Plaza de Toros de Cancún, ante más de 6 mil personas, incluidas familias enteras que llegaron a pesar de la lluvia, apuntó que por eso propone un Nuevo Acuerdo por el Bienestar y Desarrollo, que rescate la agricultura, ganadería, pesca, acuicultura y apicultura, actividades a las que se abandonó por años, y promover que el desarrollo regional y prosperidad lleguen a cada rincón del Estado, no solo a las ciudades.

Acompañada por Citlalli Hernández Mora, secretaria general de Morena, candidatos a diputados y senadores, dijo que el camino más directo a la igualdad de oportunidades es la educación; por eso, todos los planteles públicos tendrán acceso a internet. A las comunidades con más rezago llegará la Canasta Básica Digital, que incluirá tableta electrónica, plan de conexión a internet y paquete de software.

«Con decisiones como esa empieza la prosperidad compartida y se muestra un gobierno interesado en dar a los más necesitados y excluidos las mismas posibilidades que a los demás. Tenemos claro que, como dice nuestro Presidente, el principio básico de un buen gobierno es que, por el bien de todos, primero los pobres”, dijo entre voces que coreaban “Mara gobernadora, Mara gobernadora”.

Señaló que en su recorrido por el estado constató la esperanza que generan el cambio verdadero y la Cuarta Transformación, pero también el sufrimiento, marginación e inequidad que causó la mafia de la corrupción en cada calle y comunidad, donde se aprecian huellas de apatía, frivolidad y ambición de políticos que no estuvieron a la altura de las demandas de su pueblo.

También constaté que el modelo económico y social de Quintana Roo está agotado porque el Estado renunció a su responsabilidad de trabajar por la prosperidad compartida y dejó todo en manos del mercado, que éste decidiera donde habría trabajo y prosperidad, añadió.

Dijo que está convencida de que el 5 de junio Quintana Roo la elegirá y tiene claro que las urnas dan fundamentalmente un mandato popular que en el Estado no se cumple porque los gobiernos llegan con agendas que no son las del pueblo. “Nosotros salimos a las calles, tocamos puertas, caminamos para preguntar y escuchar de las y los quintanarroenses qué necesitan y qué quieren de su gobierno”, apuntó.

Asimismo, con la consigna “Sí se puede, sí se puede”, coreada por miles de voces, se comprometió a no defraudar el mandato popular en las urnas y sostuvo que lo hará como esposa, madre, hija y mujer que quiere que todas caminen por las calles tranquilas y seguras y con las mismas oportunidades para desarrollar su vida y su futuro. “No le voy a fallar al pueblo de Quintana Roo, porque amor con amor se paga”, expresó.

Deja un comentario