Por: Jesús González

CHETUMAL, 28 de septiembre.- Además de mantener paralizadas las oficinas del ayuntamiento de Othón P. Blanco por segundo día consecutivo cerraron las avenidas Álvaro Obregón e Ignacio Zaragosa en la capital del estado.

Esta acción se mantendrá hasta que las autoridades municipales liberen el pago del salario retroactivo que va de enero hasta agosto del presente año.

Los empleados señalaron que seguirán plantados hasta recibir una respuesta favorable sobre ese pago y tratan de incluir poder obtener el bono trianual que aún y cuando no es obligatorio pretenden obtener al menos mil pesos de pago.

En cuanto al retroactivo oscila entre mil 200 a mil 500 pesos así como la devolución de las retenciones salariales, hasta ahora no hay respuesta de las autoridades sobre el caso.

Deja un comentario