Chetumal.- La Comisión de los Derechos Humanos del Estado, en ánimo de contribuir a la consolidación de una democracia responsable, hace un atento llamado para que quienes participan en las campañas del presente proceso electoral, lo hagan en un ambiente de civilidad y respeto, en donde el principal objetivo sea presentar las mejores propuestas que representen al electorado, dejando fuera el discurso de odio y la violencia política por razones de género.

Como parte de nuestra responsabilidad en la observancia del respeto a los derechos humanos en general, y en particular de los derechos de las mujeres, esta Comisión se pronuncia para que en el ámbito político se tomen acciones tendientes a eliminar todas las desigualdades y la discriminación hacia las mujeres, que se manifiestan en el acceso a cargos de representación popular, así como la violencia de género en el ámbito político.

Considerando que la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Quintana Roo, define la violencia política como “las conductas de acción, u omisión propias o consentidas, en contra de la mujer o su familia, de forma individual o grupal que tengan por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce y/o ejercicio de los derechos políticos o de las prerrogativas inherente a un cargo público, conculcando el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y el derecho a participar en los asuntos políticos y públicos en condiciones de igualdad con los hombres, en el marco del ejercicio de derechos políticos electorales”, nos manifestamos respetuosamente con el objetivo de:

a) Que los partidos políticos, candidatos, candidatas y representantes actúen conforme al marco normativo en la materia, absteniéndose de tolerar y/o realizar cualquier acto abusivo de poder u omisión intencional que constituya violencia de género en la esfera política contra las mujeres, y que al contrario se promuevan acciones que impulsen la igualdad entre mujeres y hombres.

b) Que los medios de comunicación eviten replicar discursos de odio y/o estereotipos de género, así como propaganda que promuevan la violencia de género y la discriminación contra las mujeres.

Finalmente reiteramos nuestro interés de que durante las campañas electorales, se contemple el enfoque de derechos, y que se impulse una convivencia política pacífica que incentive a la participación ciudadana durante la próxima jornada electoral.

Deja un comentario