Por: Jesús Amador

Chetumal.-  Preocupados, más que ocupados, deben andar los dirigentes del PAN-PRD-PESQROO debido a que  su candidata en el décimo quinto distrito electoral, Claudete González Arellano no ha crecido en la primera semana proselitista y se le vaticinan una catastrófica derrota el domingo 2 de junio.

A comparación del resto de candidatos que citada alianza tiene en el sur de Quintana Roo (Pedro Pérez en el XII, Rocío González en el XIII y Fernando Zelaya en el XIV) que han logrado posicionarse, Claudete  navega a la deriva y desde ahora son escasas sus posibilidades de triunfo debido a que sus principales adversarios como Roberto Erales (Morena-PT-PVE); Jesús Rodríguez (PRI) y hasta el independiente, Joaquín «huacho» Noh May, ya la superan ampliamente.

Estos primeros días de proselitismo dejan constancia que la designación de Claudete González fue producto de acuerdos políticos y no por contar con el respaldo popular de la mayoría de los habitantes de la parte baja de Chetumal.

Es innegable que Claudete González es una buena persona, una mujer preparada académica y profesionalmente hablando, pero no es política, su carácter no le permite interactuar con la gente de los diversos estractos sociales.

Independiente de sus promesas, saludos de besos y sonrisas, Claudete González necesita ofrecer proyectos que interesen a los ciudadanos para que estos voten por ella, cosa que hasta el día de hoy no ha hecho.

En lo personal no le daría mi voto a  una persona como Claudete González, porque hasta ahora sólo demuestra inmadurez politica. A Chetumal y Quintana Roo urgen diputados que en verdad conozcan la problemática, pero sobre todo, cuenten con el intelecto para encontrar soluciones.

Los dirigentes de los partidos políticos arriba mencionados están a tiempo de tomar decisiones importantes al respecto, quizá hasta cambiar de candidata e incluso designar como propietaria a la suplente,  Mercedes Ocejo, quien sin temor a dudas, haría un mejor papel que la hoy abanderada.

El horno no está para bollos y más si tomamos en cuenta que la inversión económica es cuantiosa.

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario