Playa del Carmen.- Sin contratar deuda pública en sus tres años de gobierno y por su buen manejo financiero, el Gobierno de Laura Beristain deja a las siguientes administraciones un municipio menos endeudado, con finanzas sanas y mejor calificación crediticia, lo que permitió que las evaluadoras Fitch y HR Ratings mejoraran la calificación de Solidaridad.

Con absoluta transparencia, se llevó a cabo la planeación y se ejerció un gasto público ajustado a los recursos financieros disponibles, sin aumentar los impuestos en términos reales y con cero-deudas, se garantizó su pago puntual, sin realizar operaciones de refinanciamiento o reestructuración.

Laura Beristain heredó de los gobiernos anteriores una deuda de 701 millones 412 mil 37 pesos. Al concluir el periodo constitucional de su administración, terminó pagando 242 millones 830 mil 725.56 pesos de esta deuda, reduciendo el saldo insoluto de la misma y dejando a la siguiente administración una cifra menor que suma 620.7 millones de pesos.

Como resultado de esta política financiera, el 22 de octubre del 2020, Fitch Ratings mejoró la calificación del municipio a ‘AA+(mex)’ desde ‘A(mex)’, calificación crediticia de largo plazo en escala nacional del municipio de Solidaridad, que modifica la perspectiva a ´Estable´ desde ´Positiva´, así como también la calificadora HR Ratings mejoró la calificación a “AA(E) desde a+(E)”.

Con lo anterior, la presidenta municipal Laura Beristain Navarrete, patentiza el manejo responsable de las finanzas públicas y actúa en consecuencia a la premisa de “cero deuda”, asumiendo las responsabilidades financieras y reduciendo el monto de los empréstitos heredados por administraciones pasadas. Esto a pesar de haber vivido un periodo crítico generado por la pandemia por COVID-19, en el que la crisis económica redujo en un 70% la recaudación en el 2020.

Deja un comentario