Chetumal.- Luego de reiterar su compromiso de encabezar un gobierno honesto y transparente hasta el último día de mi mandato, Carlos Joaquín González, adelantó que en sus dos últimos años de gestión seguirá desafiando la realidad para hacerla mejor.

En el mensaje político ofrecido a sus gobernados con motivo del IV informe de labores, Joaquín González dijo que su gobierno se prepara para desafiar esta nueva normalidad que rige con la aparición del Covid-19.

-Así como de pronto nos cruzamos frente a una pandemia que nos puso a prueba en nuestro camino, nos encontramos hoy luchando por lo más sagrado que tenemos: que es la vida, el respeto a la libertad, al individuo, a la ley, a la verdad, a la palabra empeñada, al trabajo y a nuestro profundo amor por Quintana Roo-, expresó.

Dijo que desde ahora, Quintana Roo vivirán meses intensos por el proceso electoral donde muchos de los aquí presentes (Congreso del Estado) aspirarán a otras responsabilidades de representación popular.

«Mi posición, como lo ha sido en toda mi administración, será jugar con reglas claras, transparentes y en el marco de la legalidad, sin acarreo de gente de otros estados, sin votos comprados, sin manipulación de resultados y con la plena libertad de que ganará nuevamente quien tenga que ganar porque así lo decidirá el ciudadano», aclaró.

Pidió a los políticos entender de una vez por todas que en Quintana Roo gobierna la democracia, y que los desafíos que tiene es velar por cada quintanarroense sin exclusiones y defender esa democracia como sistema, pero más aún, como forma de vida.

-Estoy consciente que algunos de los retos que enfrentamos todos los días son aún herencia del pasado. Otros han surgido del propio éxito de la pluralidad democrática que hemos construido en todo este tiempo.

Sin embargo, no podemos perder de vista el aumento de las demandas sociales, económicas, culturales y ambientales, porque en este nuevo proceso electoral que se avecina, la gente espera más y exige más. Todos quieren más oportunidades de progreso y las oportunidades tienen que llegar para todos-, apuntó.

Subrayó que seguirá trabajando para dar resultados concretos en transparencia, lucha contra la corrupción, impulso al turismo, ordenamiento territorial y cuidado al medio ambiente, el fortalecimiento de las instituciones, la independencia de poderes, la calidad educativa, un plan de acción para la prevención del delito y la violencia de género con un respeto absoluto por la defensa de la libertad y los derechos humanos.

-En esta etapa de recuperación económica, tan necesaria y fundamental para el Estado, no podemos abandonar esfuerzos como la construcción del Tren Maya, la ampliación de la carretera, Cancún-Playa del Carmen, poner en funcionamiento el gran proyecto de Movilidad de Cancún, el Puente sobre la laguna Nichupté, la Central de Abasto de Chetumal, el Parque Industrial con Recinto Fiscal en nuestra capital, la construcción de una planta de Ciclo Combinado de hasta 731 Mega Watts de capacidad instalada para atender el crecimiento de la demanda del servicio eléctrico y proporcionar mayor confiabilidad en el Sistema Eléctrico Peninsular, la construcción del gasoducto Cuxtal II que conectará Quintana Roo con el sistema nacional de gasoductos y tendrá capacidad de transportar hasta 240 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, así como nuevos proyectos comerciales y hoteleros en el Sur del Estado, entre otros-, agregó.

Admitió estar convencido que los tiempos que se vienen no son de un partido, sino de muchos partidos y esto no tiene precedente en la historia de nuestro estado.
«Hace cuatro años tomamos una decisión y un compromiso: dejar de lado todo aquello que sembraba rencor, aislamiento y autoritarismo para abrir una nueva oportunidad de diálogo, de convivencia democrática, de mostrar a los quintanarroenses que juntos podíamos construir un rumbo plural en unidad.

Quiero pedirles que nuestro lugar de encuentro sea el diálogo, y que podamos reconocer cuáles son nuestros problemas para que juntos encontremos las mejores soluciones.

Si la clase política quiere mantener o recuperar la confianza de los ciudadanos, tenemos que seguir trabajando todos juntos.

Que nadie se apure, que nadie se ponga nervioso, los tiempos electorales los marca la ley, no las ambiciones personales», concluyó.

Deja un comentario