Por: Jesús Amador

Chetumal.- Han transcurrido 40 de los 60 días de campaña proselitista y la candidata de Morena a la gubernatura de Quintana Roo, Mara Lezama, mantiene los momios a su favor, con igual o mayor margen que el 3 de abril cuando comenzaron la odisea.

En estos dos primeros tercios de la campaña, hemos sido testigos del sinfín de acciones emprendidas por los 5 candidatos para posicionarse o llamar la atención de los quintanarroenses, pero la mayoría de estas no surtieron el efecto deseado y terminaron en el cesto de la basura.

Sin duda lo más rescatable en este lapso, es lo hecho por Leslie Hendricks Rubio (PRI), Mara Lezama (Morena-PT-PVEM-FxM) y Nivardo Mena Villanueva (MAS), contrario a lo expuesto por Laura Fernández Piña (PRD-PAN-CxQ) y José Luis Pech Varguez (MC), aprovecharon el tiempo para hacerles llegar a los quintanarroenses sus propuestas de gobierno.

La desventaja del doble dígito que desde el principio tiene con Mara Lezama, obligó a la perredista/panista Laura Fernández a hacer una campaña de confrontación. Gran parte de estos 40 días los ha dedicado para atacar y hacer público el pleito personal que tiene con el patriarca del Partido Verde (PVE), Jorge Emilio González. Desaprovechó esos valiosos días convencer a más ciudadanos.

Los 40 días de campaña del doctor Pech Varguez son fácil de resumir: Confrontación sistemática contra la morenista, Mara Lezama. No juntarse con los albañiles y no visitar a la gente de la zona maya porque sólo le piden dinero.

Caso contrario y es digno de reconocerles lo hecho por la priista Leslie Hendricks y el masista, Nivardo Mena, quienes a pesar de empezar en «menos cero», han hecho una campaña a la altura de las circunstancias, en términos generales cumplen con las exigencias de sus respectivos institutos políticos, pero también a los quintanarroenses ávidos por tener nuevas alternativas de gobierno.

Restan 15 dias de proselitismo y vemos muy dificil un cambio brusco en las preferencias electorales si los candidatos mantienen la misma sintonia.

Desde ahora se da por descontado que tanto Laura Fernández como José Luis Pech Varguez, aprovechen al máximo el debate (21 de mayo) para afrontar a Mara Lezama y «rescatar» algunos puntos a su favor, pero insistimos, se antoja muy difícil igualar los momios.

Entonces, al quedar descartada las alianzas de facto (tanto Leslie como Nivardo, juran en terminar la contienda) ¿cuál será la última intentona que hagan el doctor Pech Varguez o Laura Fernández para evitar la victoria de Mara Lezama?

Tiempo al tiempo…

Deja un comentario