Por: Jesús Amador

CHETUMAL, 4 de octubre.- En las primeras platicas que la bancada de Acción Nacional (PAN) tuvo con sus homologas era evitar que el PRI tuviera el control de la Gran Comisión en la presente legislatura y ahora, un mes después, el blanquiazul es «dueño absoluto» del Poder Legislativo de Quintana Roo.

Con la presidencia de la Gran Comisión (Eduardo Martínez Arcila), la oficialía mayor ( Gustavo García Utrera) y la dirección de Proceso Legislativo ( Brenda San Román), el PAN tiene en su poder las posiciones más relevantes, sólo resta tener el control del sindicato de trabajadores, para tener completó el «pastel».

Ya que con Eduardo Martínez el PAN domina el tablero para modificar, crear o desechar decretos y puntos de acuerdo.

Con Gustavo García Utrera en la Oficialía Mayor tienen el control de los recursos económicos y humanos.

Mientas que con Brenda San Román en Proceso Legislativo tendrán la facultad para mandar o sacar de la «congeladora legislativa» las iniciativas que presenten los diputados de la actual y anteriores legislaturas.

Deja un comentario