Por: Jesús González

CHETUMAL, 17 de octubre.- A pesar de las cifras “maquilladas” que presentó durante su administración gubernamental Roberto Borge Angulo para esconder los feminicidios, la directora del Instituto Quintanarroense de la Mujer (IQM), Silvia Damián López denunció de manera pública que del 2012 a la fecha han contabilizado al menos 25 casos, sobre todo en la Zona Norte en la entidad.

Por lo anterior consideró necesario que se apliquen acciones y políticas públicas para que el tema de las agresiones a mujeres sea atendido por las autoridades responsables de manera integral y sobre todo que existan los protocolos de seguridad para que este tipo de situaciones se eviten, porque consideró que no solamente se trata de homicidios de mujeres sino también agresiones constantes a féminas.

Por lo anterior la directora del IQM consideró que en Quintana Roo existen zonas de riesgo para las mujeres, como es la ciudad de Cancún en alguna regiones, donde han sido las agresiones y homicidios de féminas y destacó que aun y cuando en su momento la ahora extinta Procuraduría General de Justicia del Estado (actualmente Fiscalía General) sabía de casos que encuadraban en feminicidios “maquilló” los casos.

Aunque consideró que de aplicarse la alerte de violencia de género en Quintana Roo podría generar mala imagen turística, dijo que no puede dejar pasar esa situación todos los involucrados en combatir las agresiones a mujeres y sobre todo evitar los homicidios o feminicidios, de igual manera que también generaría la implementación de acciones y contar con recursos, por lo que estimó que lejos de causar daño abriría la oportunidad de llevar a cabo acciones concretas y eficientes.

Lamentó que la administración pasada que encabezó, Roberto Borge Angulo no haya llevado a cabo acciones para contrarrestar esta situación y por cuidar la imagen de estado se encuadraron los homicidios de mujeres como feminicidios cuando entraban en los parámetros y ahora esto está repercutiendo a nivel social y agregó que lejos de echar culpas habrá que trabajar intensamente para frenar este flagelo.

Deja un comentario